El miembro de la Ejecutiva Federal de IU Felipe Alcaraz destacó hoy que estas elecciones son "fundamentales", porque sino "el desprestigio de la democracia va a llegar a cuotas inasumibles", al tiempo que consideró que existe una "impresión generalizada de como si viviéramos una especie de cleptocracia, o gobierno de ladrones".

Alcaraz, que realizó estas declaraciones durante su visita al Mercado de Russafa, en Valencia, junto al candidato de EU a la Alcaldía, Amadeu Sanchis, destacó que su programa "tiene que ver con dar una alternativa", porque, en su opinión "existe un modelo de crecimiento que se basa en la corrupción", en el que "se está explotando a ese ejército de mano de obra barata que son los inmigrantes", criticó.

"Se está explotando a ese ejército de mano de obra barata que son los inmigrantes"

Al respecto, explicó que de cada tres inmigrantes que se contratan, "sólo uno se afilia a la seguridad social" y que "cobran el 30 por ciento menos que el salario del convenio". Por ello, destacó que el "gran crecimiento del que habla el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene esas bases", junto con la "siniestralidad y la precariedad laboral".

Sobre la siniestralidad, indicó que en España "es del 33 por ciento", cuando la media en Europa "es del 10 por ciento". Por ello, recalcó que España, es el país donde "peor se reparte" el crecimiento y cuya estructura "es más corrupta que otros países capitalistas".

Por lo tanto, el miembro de IU planteó la "necesidad de cambiar el modelo de crecimiento", para que "no rompa los límites de la ética y el equilibrio ecológico". Estos dos elementos "son referencias esenciales para esta formación política", aseveró.

En este sentido, señaló que sobre estos dos puntos "no estamos explicando a fondo y nos estamos haciendo entender", de manera que "existen unas expectativas interesantes de cara al mantenimiento al alza de IU", apostilló.

Amadeu Sanchís

Por su parte, el candidato de EU a la Alcaldía de Valencia, Amadeu Sanchis destacó que para su formación, el barrio de Russafa "es un ejemplo de como, de forma autónoma, sus vecinos saben integrarse, independientemente de su raza, religión y origen".

Este es el barrio "más multicultural de la ciudad de Valencia", y consideró que "debe seguir siendo un ejemplo". No obstante, criticó que "éste no sea un ejemplo que tome el Ayuntamiento de Valencia", que, a su juicio, "pretende hacer de los inmigrantes un objetivo racista y xenófobo, criminalizándolos" y "no haciendo de la ayuda a este colectivo uno de los objetivos de su política social".

Por otro lado, Sanchis fue preguntado por la prolongación de Blasco Ibáñez y las declaraciones de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien aseguró que ella constituye la única garantía de que vaya adelante esta ampliación, puesto que, en su opinión, el PSOE y Esquerra Unida no quieren prolongar el Cabañal.

Al respecto, explicó que "la izquierda lo que no quiere es la destrucción del Cabanyal", sino que en el caso de su formación, lo que pretenden es la "rehabilitación" de la trama urbanística de este barrio a través de "un Plan Integral de Rehabilitación". 

"Hay que cambiar la prioridad de las inversiones públicas".



A su juicio, la prolongación de Blasco Ibáñez "rompe el Cabanyal" y "destroza uno de los cascos antiguos más importantes y bonitos de la ciudad". De este modo, advirtió de que si alguien del Cabanyal vota al PP, "que sepa que está votando al partido de la destrucción" de su barrio.

Sobre la rehabilitación de Russafa, subrayó que requiere de un plan "muy parecido" al del Barrio del Carmen. Por tanto, lo que se necesita es "una inversión pública por parte de la Generalitat" para actuar en los barrios antiguos. En esta línea, subrayó que "hay que cambiar la prioridad de las inversiones públicas".