Varufakis
El nuevo vicepresidente económico de Grecia, Yanis Dragasakis (i), y el nuevo ministro de Finanzas, Yanis Varufakis. EFE

El nuevo ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, afirmó que ha constatado en Europa "un espíritu de negociación" y que el propio presidente del Eurogrupo, Jeroen Djisselbloem, le ha manifestado estar seguro de que se llagará a un acuerdo. Durante la ceremonia de toma de posesión del ministerio, Varufakis explico que en la conversación telefónica que mantuvo hace algunos días con Djisselbloem, le expuso "el programa para reducir el coste de la crisis", y este dijo estar "de acuerdo en muchos puntos" y seguro de que "alcanzaremos una solución." "Con Djisselbloem intentaremos poner fin a la desintegración de Europa", recalcó para añadir que la negociación no será fácil, como "nunca lo ha sido en la Unión Europea".

Con Djisselbloem intentaremos poner fin a la desintegración de Europa"Afirmó que las negociaciones se celebrarán con normalidad y "no habrá ningún duelo, no habrá amenazas y no habrá ninguna pregunta de quién va a caer primero." Varufakis aseguró que los socios, tras la victoria electoral de Syriza, "reconocen el Gobierno" y le darán una "oportunidad para un nuevo comienzo", que será el reinicio para el "conjunto de Europa".

El nuevo ministro de Finanzas se dijo defensor de la "vida austera" y opositor a una "austeridad piramidal", que reduce los ingresos de los que menos tienen y aumenta las deudas que no pueden pagarse.

Varufakis informó de que tras el primer Consejo de Ministros ha hablado con sus colegas en Francia e Italia, Michel Sapin y Pier Carlo Padoan, respectivamente. El objetivo del Gobierno de Syriza, dijo, es poner fin a una evolución malsana que empezó hace años."En 2010 se trató un problema de quiebra como si fuera un problema de liquidez. De esa manera se pidió y acordó el mayor préstamo de la historia, condicionado a la reducción de ingresos", dijo Varufakis.

El ministro prometió que la intención del Gobierno no es pedir más dinero a los contribuyentes europeos, que ya dieron mucho, para que todo cayera en un "saco roto".

No habrá enfrentamiento

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha defendido ante sus ministros este miércoles que los votantes le han autorizado para emprender un cambio "radical" que restaure la soberanía nacional, pero se ha comprometido a negociar con responsabilidad con los acreedores internacionales. Tsipras, cuyo partido SYRIZA se quedó el domingo a dos escaños del a mayoría absoluta, ha dicho que evitará los antagonismos con los acreedores de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

No entraremos en un enfrentamiento mutuamente destructivo"No entraremos en un enfrentamiento mutuamente destructivo pero no continuaremos con una política de sometimiento", ha aseverado al inicio del primer consejo de ministros del gobierno recientemente creado. El primer ministro ha añadido que espera tener una reunión "productiva" el viernes con el jefe del eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Tsipras ha señalado que el Gobierno perseguirá presupuestos equilibrados, pero no tratará de lograr "superávit irreales" para cumplir con la masiva deuda pública griega de más de un 175 por ciento del Producto Interior Bruto.  Las prioridades serán ayudar a los sectores más débiles de la sociedad, con políticas para atacar el clientelismo endémico y la corrupción en la economía, además de atajar el desempleo.