El hombre que el jueves se atrincheró en su casa de Molins de Rei durante 12 horas tenía en el interior de su domicilio un auténtico arsenal que incluía mezclas explosivas, detonadores, armas cortas y largas y abundante munición.

La policia entró hacia las 10 de la noche del pasado jueves después de que el hombre, que tiene las facultades mentales perturbadas, se entregará.

 

El hombre tenía en su casa garrafas de agua con una mezcla explosiva, detonadores y pólvora
Allí se encontró con nueve garrafas de agua que contenían una mezcla explosiva, diferentes botes con pólvora y detonadores.

 

También tenía armas de fuego como un subfusil y seis arma largas con bastante munición. De los tres cargadores que tenía llenos de balas, uno estaba colocado en un arma. También poseía sprays de autodefensa.

Ingresado en un psiquiátrico

El hombre, de 46 años, se encuentra detenido en un centro psiquiátrico y se le acusará de tenencia ilícita de armas.

Los artificieros fueron colocando todo el material que encontraron en casa del perturbado en un descampado a la espera de que el juez de la orden para destruirlo.

Durante 12 horas el hombre se atrincheró en su piso de la calle Anselm Clavé amenazando con "liarla", lo que obligó a desalojar a las 30 personas que viven en el edificio.