Bucarest envió 187.200 papeletas de voto para los rumanos que viven en territorio español ante el referéndum de mañana sobre la destitución o ratificación del presidente suspendido Traian Basescu, aunque esta comunidad cuenta con más de 400.000 ciudadanos legales en España.

El jefe de la diplomacia, el liberal Adrián Cioroianu, sostiene que el número de papeletas de votación para el extranjero fue establecido en función de las estimaciones hechas por los jefes de las misiones diplomáticas.

El Gobierno explicó que las papeletas se han mandado en base a las estimaciones de voto

"Hemos tenido en cuenta los datos estadísticos existentes sobre la presencia en las urnas durante las elecciones anteriores", precisó Cioroianu y añadió que también fue acordado con las comunidades rumanas del país de residencia.

Sin embargo, se han aumentado los centros donde los rumanos pueden votar.

Los que viven en Madrid, cuyo número se estima en más de 100.000, tienen a disposición dos centros de votación.

El Ministerio de Asuntos Exteriores rumano informó de que también habrá centros de votación en Barcelona, Sevilla, Valencia, Castellón, Alcalá de Henares (Madrid), Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Calatayud (Zaragoza) y Roquetas de Mar (Almería).

Mítines para rumanos en España

En Europa, la papeletas para votar no suponen ni una cuarta parte de los emigrantes que podrían votar

Basescu hizo campaña electoral en España con dos mítines en Madrid y en Castellón a los que acudieron 2.500 y 12.000 personas, respectivamente, invitado por la Asociación para el Desarrollo Económico y Cultural de los Rumanos de España (ADERE).

En total, el Gobierno de Bucarest instala 178 centros de votación en el extranjero y envía 639.870 papeletas de voto para los rumanos que trabajan o residen en el extranjero, que sólo en Europa se calculan en más de 2,5 millones.

El presidente Basescu tiene todas las posibilidades de ser ratificado en su cargo con una amplia mayoría, según los últimos sondeos de opinión.