Un joven de 18 años fue detenido por la Guardia Civil como presunto autor de la muerte a martillazos en el municipio malagueño de Mijas del compañero sentimental de su madre porque, al parecer, éste los maltrataba habitualmente.

El cadáver apareció en una construcción
El cadáver apareció el pasado viernes en una construcción situada en las proximidades de la gasolinera El Castillo de Mijas, donde trabajaba la víctima, de nacionalidad ucraniana.

Según publica el periódico Málaga Hoy, el presunto agresor, que ya habría confesado la autoría del crimen, utilizó como arma una machota de la construcción, con la que golpeó el cráneo de la víctima hasta acabar con su vida.

Tras las investigaciones de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Mijas, el joven, que pasará a disposición judicial en las próximas horas para prestar declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Fuengirola (Málaga), fue detenido en la noche del pasado miércoles en la vivienda que comparte con su madre en Málaga.