La Diputación de Lleida trabaja en la señalización de una quinta ruta de caminos de evasión de judíos en el Pirineo, entre Montgarri, en la Val d'Aran y Alòs d'Isil, en Pallars Sobirà.

Este nuevo itinerario recordará el camino de dos jóvenes que se enamoraron durante el recorrido, el francés Dan Ehrlich y la holandesa Betsy Wijnberg.

Los hijos de ambos recorrieron esa ruta en 2013, tras el fallecimiento del padre —ella había fallecido hace años—, según ha explicado Josep Calvet, uno de los colaboradores del proyecto de las rutas bautizado como Perseguidos y Salvados.

Las cuatro rutas señalizadas el verano pasado y presentadas por el presidente de la Diputación, Joan Reñé y el embajador de Israel en España, Alon Bar, recorren 151 kilómetros.

La más larga, de 99 kilómetros, discurre por el Valle de Aran y la comarca de la Alta Ribagorça; la segunda, de 15 kilómetros, parte del Port de Guiló y finaliza en Sort.

La tercera va del Coll de Pimés hasta La Seu d'Urgell y, la última, de Perafita a Martinet.

La señalización consta de paneles, banderolas y placas en puntos emblemáticos y los caminos se pueden recorrer a pie, en bicicleta o en coche.

Consulta aquí más noticias de Lleida.