Cruz Roja
Una voluntaria de la Cruz Roja. ARCHIVO

La pobreza energética representa quizás una de las caras más duras de la crisis. Y es que, cada vez son más las familias de la Comunitat que no pueden pagarse necesidades tan báscias como la luz, el agua o el gas.

Así lo reflejan los datos que ha presentado este miércoles Cruz Roja, entidad que ofrece ayuda económica a personas que sufren este problema, según los cuales, el año pasado costearon gastos de suministros a 2.265 familias de la Comunitat Valenciana sin recursos.

Esta cifra supone un incremento del 30% respeto al 2013 y del 90% respecto al 2012 cuando el número de hogares que recibieron el apoyo de Cruz Roja no alcanzaba las 300.

Además, durante el 2014 la entidad proporcionó 1.862 ayudas para el pago del gas, 1.374 ayudas para abonar facturas de agua y 179 para las de la luz.

Junto a este tipo de actuaciones destacan también las prestaciones de vestuario y ropa de abrigo. En 2014, Cruz Roja entregó cerca de 900 productos de abrigo, sobre todo mantas y sacos de dormir para ayudar a sobrellevar estas bajas temperaturas a 555 personas.

Por último, y dentro de los proyectos de atención a personas sin hogar o en situación de infravivienda, destacan otras medidas de carácter asistencial como el reparto de mantas, estufas o kits de higiene.

En total, la ayuda de Cruz Roja durante 2014 llegó a 1.519 personas sin hogar y a otras 449 que fueron atendidas en diferentes asentamientos de la Comunidad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.