La resaca posteurovisiva de este año viene cargada de polémicas. Si en un principio 'históricos' del festival amenazaban con abandonarlo de no cambiar el sistema de votaciones telefónico , ahora sobre Moltiva, la canción que otorgó la victoria a Serbiael pasado sábado en Helsinki por 268 puntos, se cierne la sombra del plagio en Internet.

Presuntamente el tema de Marija Šerifoviæ es muy parecido al que interpretaba Soni Malaj, aspirante albanesa a representar a su país en Eurovisión, que no pasó el filtro nacional. Su compatriota Frederik Ndoci fue a Helsinki por Albania Hear My Plea, que no pasó la semifinal.

Sin embargo su canción 'Ndarja' sería sospechosamente parecida a la serbia 'Moltiva', y para demostrarlo existen vídeos en Youtube que comparan estrofas y estribillos, así como entrevistas a Soni Malaj en cadenas de televisión albanesas. Precisamente el primero de ellos es uno de los más exitosos del momento, con más de venticinco mil visitas.

De demostrarse que el tema serbio es una copia de la canción albanesa, Serbia quedaría eliminada automáticamente de Eurovisión, por lo que la victoria pasaría al segundo clasificado: Ucrania, con Verka Serduchka y su Dancing lasha tumbai.