Después de la reciente subida de las tarifas de telefonía móvil, que entró en vigor el pasado marzo, algunas de ellas están tratando de mejorar su imagen.

Mediante una subida de precios del establecimiento de llamada, las operadoras trataron de compensar el fin del redondeo al que se les obligó. Esta reacción de las operadoras provocó la indignación de los usuarios, que llegaron a organizar un día sin móviles.

Aunque el tema quedó ahí, los usuarios comenzaron a comparar con lupa las tarifas de las operadoras que habían aplicado una subida de tarifas frente a la única que no lo hizo.

Ahora Telefónica ha anunciado que los casi 22 millones de clientes de Movistar contarán con unas nuevas tarifas más baratas que sustituyen a las anteriores.

Los nuevos precios por minuto se abaratan en algunos casos hasta un 62% con respecto a los que existían hasta ahora, aunque la rebaja media se sitúa en un 10%.

Según Movistar, en algunos casos constituyen un ahorro de casi un 40% con respecto a los de otras operadoras móviles en España.

Aplicable tanto a los clientes de contrato como a los de pre-pago, las nuevas tarifas han quedado reducidas a cuatro modalidades: Tarifa Movistar, Mi Gente, Tiempo Libre y Único 24 Horas.

También se incorpora a estas tarifas el módulo Juntos, pensado para el colectivo de inmigrantes en España.