Un empresario egipcio, Ibrahim Kamal, afirma que ha creado el programa informático que revela que el Corán sigue una estructura matemática.

Según el inventor del programa, se trata de la prueba irrefutable de que este libro es obra de Dios.

Esta tesis no se trata de una idea únicamente suya, sino que el empresario ha retomado una idea originaria de los años 80 que pretendía crear un programa informático para demostrar que el Corán corresponde a un "modelo matemático codificado" que gira alrededor del número 19.

Básicamente, afirma que el número de letras, palabras, versículos y capítulos que se recogen en el libro son múltiplos del número 19.

Además, ha anunciado la creación de una empresa para comercializar el programa que le ha facilitado este descubrimiento.