Torre de control del aeropuerto de Manises, Valencia.
Torre de control del aeropuerto de Manises, Valencia. EFE

Los turistas extranjeros tienen cada vez más en cuenta a Valencia a la hora de planificar sus vacaciones.

Al menos, así se desprende del balance del año 2014 presentado ayer por la Fundación Turismo Valencia, según el cual la ciudad registró el año pasado 2,3 millones de pernoctaciones de visitantes foráneos, lo que supone un incremento del 8% con respecto al año 2013.

Junto al turismo nacional, que se ha mantenido en 1,7 millones, la ciudad alcanzó un total de 4 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 4%.

La ocupación en alojamientos turísticos alcanzó el 65% en la ciudad, frente a 62% de 2013, un 4,7% más. En cuanto a visitantes, Valencia registró  1,8 millones, un 2,6% más.

Así, el turismo extranjero representa ya un 60% de las pernoctaciones, frente al 40% de las nacionales.

El principal país emisor es Italia, que mantiene su liderazgo con un incremento del 2% y cerca de 460.000 pernoctaciones. Le siguen Holanda, con un aumento del 14% y más de 200.000 pernoctaciones, y Reino Unido, con un 2% más  y 195.000 pernoctaciones.

Porcentualmente, el mercado que más creció fue el japonés con una subida del 65% y 33.000 pernoctaciones, seguido del  brasileño con 26.000 y un aumento del 38% y del belga, que subió un 30% y superó las 118.000 pernoctaciones.

El mejor año desde 2009

El año 2014 ha sido el mejor de Valencia a nivel turístico desde el inicio de la crisis, superando el  ejercicio de 2009, cuando hubo 3,3 millones de pernoctaciones y 1,7 millones de visitantes. El año pasado, la estancia media en la ciudad alcanzó las 2,1 noches, un 2% más que en 2013.  El aeropuerto de Manises registró 4,5 millones de viajeros (salidas y llegadas), un 0,6% menos que en 2013.

Consulta aquí más noticias de Valencia.