Fiscal General del Estado
El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido. (EFE). EFE

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguró este jueves que algunos creen que la Ley de Partidos es una "especie de Guantánamo electoral" y expresó sus dudas respecto a si en la anulación de candidaturas "hemos ido demasiado allá" ya que hay pueblos que se han quedado casi sin ninguna.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el fiscal general explicó que el Tribunal Supremo y el Constitucional han anulado a instancias de la Fiscalía y la Abogacía del Estado 386 candidaturas para las próximas elecciones y ahora hay pueblos en los que prácticamente no ha quedado ninguna y "lugares donde no hemos dejado mucha salida".

Es posible que nos hayamos pasado, pero ha colado

"Es posible que nos hayamos pasado, pero ha colado", insistió el fiscal general, quien opinó que esto indica que todas las propuestas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado eran constitucionales.

"Guantánamo electoral"

Conde-Pumpido se refirió también a la interpretación que hacen algunos de la Ley de Partidos como si fuera una especie de "Guantánamo electoral" donde hay 150.000 personas que no pueden votar, cuando lo que pretende esta norma, explicó, "es empujar hacia la paz, no hacia la violencia".

"La izquierda abertzale no tiene privado su derecho al voto", sostuvo Conde-Pumpido, quien explicó el proceso seguido por la Fiscalía para evitar que Batasuna esté en las próximas elecciones y en el que, indicó, "ha funcionado el bisturí, no el garrote".

Ha funcionado el bisturí, no el garrote

No obstante, advirtió de que la Fiscalía permanecerá atenta para ver si aparecen circunstancias jurídicamente relevantes que puedan valorarse como motivo para ilegalizar un partido, en referencia a Acción Nacionalista Vasca (ANV).

El Ministerio Público actuará cuando la ley autorice a actuar y cuando crea que se debe hacer, dijo Conde-Pumpido, quien señaló que la Fiscalía "ha actuado mucho".

Llamamiento de Batasuna para votar a ANV

En referencia al llamamiento que hizo Batasuna para votar a ANV, explicó que el mero hecho de que se anime a votar a unas listas "que son las únicas que legalmente han pervivido y las más próximas dentro del mundo ideológico en el que esta gente se mueve no puede ser una causa de ilegalización".

Recordó que recientemente advirtió de que el proceso de ilegalización de ANV o su suspensión en vía penal no quedan descartados por la decisión del TC, "pero ello no quiere decir que el Ministerio Fiscal esté en campaña electoral ni mucho menos que se pueda convertir en objeto de la campaña de nadie".

Para Conde-Pumpido, la posibilidad de instar la ilegalización de ANV y pedir una medida cautelar al Supremo como que impidiera a este partido presentarse a las elecciones era "desproporcionada" ya que, si se desestimaba la demanda, podría dar lugar a que tuvieran que repetirse las elecciones.

Además, podría sentarse un precedente "terrible" ya que, en su opinión, se estaría indicando a Batasuna "para poner a las instituciones del Estado a su antojo, a hacer algo tan grave como ilegalizar un partido un mes ó 15 días antes de cada proceso electoral y hacer depender esas elecciones de una medida cautelar que podría terminar dando lugar a su anulación".