Ataques en Gaza
Un policía israelí, cerca de la frontera de Gaza. (REUTERS). REUTERS

Siete palestinos han muerto en ataques aéreos israelíes en las últimas horas en la franja de Gaza, informaron hoy fuentes de seguridad palestinas.

El último ataque se produjo a primera hora de esta mañana y, según fuentes del Ejército israelí, tuvo como objetivo una célula de milicianos que disparaba cohetes Al Kasam contra el territorio israelí.

Se trata del séptimo ataque aéreo de este tipo perpetrado desde el martes.

Israel lanzó este jueves ataques aéreos contra una fuerza de seguridad de Hamás, lo que dejó al menos cuatro muertos y seis heridos, lo que sumergió aún más en la confusión a los palestinos tras seis días de feroces luchas internas que rozan una guerra civil.

El primero de los ataques tuvo lugar en un olivar y acabó con la vida de cinco milicianos palestinos e hirió a otros seis activistas.

Se desconoce si en el segundo ataque, que aconteció poco después en el mismo lugar, hubo víctimas o heridos.

Estos ataques se suman a los que el jueves lanzaron los bombarderos israelíes y que terminaron con la vida de al menos siete palestinos, al mismo tiempo que otros seis perecieron en los enfrentamientos entre Al-Fatah y Hamás, tras una nueva jornada de violencia en la franja de Gaza que amenaza con una espiral en toda la región.

Israel respondió el jueves al masivo ataque con cohetes por parte de las milicias palestinas, más de 80 desde el lunes, con una serie de ataques aéreos y la entrada de tanques por dos puntos en la frontera, según testigos y fuentes militares.

Enfrentamientos internos

Pese al acuerdo de cese del fuego gestionado por el presidente Abbas y el líder exiliado de Hamás, Khaled Meshaal, cuatro palestinos murieron el jueves en nuevos enfrentamientos internos, lo que elevó la cifra de muertos a 44 desde el viernes pasado.

Israel dijo que lanzó los bombardeos en respuesta a los ataques con cohetes a través de la frontera, y negó que estos estuvieran conectados con la violencia entre las facciones rivales.

En respuesta al intenso ataque aéreo, el brazo armado de Hamás amenazó con reanudar ataques suicidas en el Estado judío. El último ataque suicida de Hamas en Israel ocurrió en el 2004.