Diez patrullas de la Policía Local fueron necesarias ayer de madrugada para disolver una reyerta multitudinaria (participaron entre 15 y 20 personas) en el interior de una nave industrial de la calle San Vicente (antigua fábrica de Macosa). Siete hombres fueron detenidos, muchos con heridas sangrantes de arma blanca, y uno fue hospitalizado. Todo comenzó por un accidente de tráfico. Los agentes recuperaron varias barras de hierro manchadas de sangre, así como un cuchillo que al parecer fue empleado en la refriega. Los arrestados son de nacionalidad rumana y quedaron bajo custodia en la central de detenidos.