La mitad de los 32 institutos zaragozanos empezarán el curso que viene a tope. Según las previsiones de sus equipos directivos, tendrán entre 27 y 28 alumnos por aula, a los que habrá que sumar los repetidores y los estudiantes que se matriculen fuera de plazo.

Las ratios «se están apurando demasiado», explicaron a 20 minutos los directores, que temen que el año que viene se repita la saturación que ahora mismo afecta al 22% de las aulas.

De hecho, y a pesar de que Educación quiere mantener un máximo de 27 chicos por clase, la ratio media del Actur para septiembre es ya de 28 y varios institutos del Centro empezarán con 30 chavales por clase, el máximo permitido por el nuevo decreto de admisión de la DGA. 

 «El número de aulas se queda corto y, además, cada vez se incorporan más alumnos fuera de plazo», aseguran los sindicatos. La comisión de garantías aún tiene que asignar instituto a 380 chavales (200 de secundaria y 180 de bachillerato), que se han quedado sin plaza en el centro solicitado.

Aulas congestionadas

A estas alturas del curso, 106 aulas de secundaria, el 22% de las 380 que hay en los institutos públicos zaragozanos, tienen más de 27 alumnos (la ratio máxima de este año), según un estudio elaborado por el sindicato STEA.

Los institutos de Actur, Almozara y Centro son los más congestionados, con un 30%, 31,5% y un 35,2% de sus aulas saturadas, respectivamente. Les siguen los centros del entorno de la avenida Cataluña, con un 22% de aulas congestionadas, y los de Delicias (12,6%) y Las Fuentes (10,4%).

Fuera de plazo goteo todo el año

El goteo de matrículas fuera de plazo se produce durante todo el curso. En estas dos últimas semanas, por ejemplo, el instituto José María Blecua ha recibido a cuatro alumnos magrebíes.

Mayores problemas llenos en 1º y 2º

Los mayores problemas de saturación se dan en 1º y 2º de secundaria. A partir de tercero, baja el número de alumnos, ya que, según los centros, muchos abandonan al cumplir los 16 años.