La compañía Eozen, dedicada a la fabricación y comercialización de aerogeneradores y grandes palas para el sector eólico, inició ayer su actividad en la primera fábrica de estas características situada en Granada. La planta, ubicada en Ferreira, ha creado 70 empleos directos en una zona donde la tasa de paro es superior al 25%. La planta industrial, que ha supuesto una inversión de 36 millones de euros, ocupa una superficie de 21.186 metros cuadrados y tendrá una producción de 400 megavatios en el año 2009 y comercializará los aerogeneradores en España y en los principales mercados internacionales.