Un joven de 18 años ingresó ayer en estado grave en el hospital Gregorio Marañón tras caer de un andamio situado a diez metros de altura. Estaba situado en el patio interior del edificio número 51 de la avenida Ciudad de Barcelona. La víctima presentaba un traumatismo cráneoencefálico moderado y una fractura abierta de tibia y peroné. Al parecer, una de las planchas del andamio se dobló, lo que provocó que el hombre cayese rebotando en varios puntos de la estructura y evitó así que sufriese heridas mayores.