La empresa Funeraria Bilbaína no podrá poner en marcha un horno crematorio en sus instalaciones de avenida de Zumalakarregi, junto a la plaza del Gas. El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo ha fallado a favor de las tesis vecinales y del Ayuntamiento de Bilbao, en contra de esta instalación por daños ambientales. El anuncio de crear un crematorio por parte de la funeraria levantó una gran polémica hace dos años. Los vecinos de la zona se manifestaron en diversas ocasiones y el Área de Urbanismo y Medio Ambiente impulsó una ordenanza para prohibir la instalación. Los jueces les han dado ahora la razón.