La Audiencia Nacional condenó ayer a 30 años de prisión al etarra Jon Bienzobas por el asesinato, en febrero de 1996, del ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente cuando se encontraba en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid. Además, deberá indemnizar a la viuda e hijos de Tomás y Valiente con 500.000 euros de forma conjunta. A uno de los hijos, que sufre una lesión degenerativa e invalidante por los hechos, tendrá que pagar otros 400.000 euros.