El líder de la izquierdista Syriza, Alexis Tsipras, juró este lunes a primera hora de la tarde como nuevo primer ministro griego ante el presidente de la República, Károlos Papulias.

Tsipras, claro vencedor en las elecciones generales celebradas el domingo, no prestó juramento religioso, como es tradicional en la política griega, sino solamente civil.

Posteriormente, Papulias y Tsipras firmaron el decreto de nombramiento de este último como primer ministro, el más joven de la historia de Grecia, que salió de la sala saludando a los fotógrafos con la mano en el corazón.

La mayoría absoluta requerida existe En un encuentro anterior, Tsipras dijo al presidente de la República que se había reunido con la formación de la derecha nacionalista Griegos Independientes y le aseguró que dicho partido "dará voto de confianza al Gobierno". "La mayoría absoluta requerida existe" y, "por ello, podemos formar un Gobierno", afirmó Tsipras, aunque le manifestó también a Papulias que esperaba que esa mayoría se ampliara "aún más" durante la votación de confianza.

La mayoría para confirmar Gobierno se resolvió por la mañana con un acuerdo entre Syriza y Griegos Independientes, que en las elecciones consiguió 13 diputados.

El líder de Syriza realizó un juramento civil y no lo hizo por lo religioso: "Señor presidente, juro que aplicaré la Constitución y las leyes y que trabajaré siempre por el interés general del pueblo heleno". Es la primera vez en la historia de Grecia que un primer ministro sólo jura por lo civil.

Antes del juramento ante Papulias, Tsipras visitó al arzobispo de Atenas, Jerónimo, a quien le comunicó que solamente prestaría juramento civil y no religioso. "Vine para asegurarle que las relaciones entre la Iglesia y el Estado serán más importantes que en el pasado", resaltó Tsipras.

El líder de Syriza le dijo al arzobispo que "en cuanto a la solidaridad, es muy importante el papel de la Iglesia" y que su objetivo es "colaborar estrechamente con ella". "Y a través del diálogo y la mejor cooperación posible podremos obtener los mejores resultados", agregó Tsipras.

Tsipras quiere cerrar el gobierno este martes o el miércoles

Tsipras y Kammenos sellaron este mismo lunes el pacto de investidura. Panos Kamenos explicaba, tras reunirse con Alexis Tsipras, que apoyaría un Gobierno de Syriza. "Hay un gobierno en el país. ANEL dará su voto de confianza al primer ministro Tsipras", ha afirmado Kamenos tras la reunión con el líder de Syriza.

"El objetivo es que los griegos avancemos unidos para recobrar la soberanía nacional", dijo Kamenos al salir de la reunión con Tsipras. La formación Griegos Independientes es la sexta fuerza del parlamento griego, con un 4,75% de los votos y 13 escaños.

También tiene intención de reunirse con el líder de la formación centrista To Potami (El Río), Stavros Theodorakis, así como con el presidente del partido comunista KKE, Dimitris Kutsumbas. No se reunirá Tsipras, sin embargo, con los otros dos partidos con representación parlamentaria: los neonazis de Amanecer Dorado y el hasta ahora partido de Gobierno, Nueva Democracia.

La intención es tener listo el nuevo Gobierno este martes por la tarde o a más tardar el miércoles por la mañana.

Victoria clara de Syriza

Tras el recuento del 99,5% de los escrutinios, Syriza obtuvo el 36,34% de los votos, lo que se traduce en 149 escaños, dos por debajo de la mayoría absoluta. Los conservadores de Nueva Democracia del hasta ahora primer ministro, Andonis Samarás, se quedaron en 27,81% (76 escaños).

En el tercer lugar se situaron los neonazis de Amanecer Dorado con el 6,28% (17 escaños), seguido de To Potami, con 6,05% (17 escaños). Le siguen los comunistas, con 5,47% (15 escaños), ANEL, con 4,75% (13 escaños) y los socialdemócratas de Pasok, hasta ahora socios de en el Gobierno de Samarás, con el 4,68% (13 escaños).