Empanada gallega, saltimbanquis, churros, plantas y paseíllos...
Los candidatos a la Alcaldía celebraron el D ía de las Letras Galegas de maneras muy dispares. (M. Vila)

Cada candidato pasó el día festivo a su manera.

La alcaldesa sí que sabe de catering.

Con las encuestas en el bolsillo, y mientras los demás candidatos repartían panfletos, globos y plantas, ella se llevó a la familia popular al monte.

Y vaya si sabe. Empanadita, embutidos, tortilla, bebidas frescas...

Allí que estaba Corina, en el monte dos Pozos de Valadares, vestida de lunares, tan normal, repartiendo entre los suyos los manjares con la conciencia tranquila.

 

Bebidas frescas es lo que faltó en el amago de fiesta de Santi Domínguez.

Prometía mucho el show de O Calvario: gaiteiros, saltimbanquis, globos hinchados a pulmón y... chocolate con churros, con 25 grados a la sombra.

Pero Anxo Quintana, secretario general del BNG, tardó lo suyo en llegar y el ambiente se enfrió. Eso sí, el candidato nacionalista fue el único que le dedicó un minuto a los versos de María Mariño.

Nada que ver con lo que hizo Soto, que, por el Día das Letras Galegas, repartió plantas. Por todos lados y a todas horas. Que si en Oia, que si en Canido, que si en Bembrive...

Todo sea por las letras. Y rodeado de plantas estuvo también Caballero. Que paseó de mañana por Castrelos, charlando y besando al personal.