Syriza
Una joven observa un cartel electoral del líder de Syriza, Alexis Tsipras, en el centro de Atenas (Grecia). Michael Kappeler / EFE

El proyecto económico de Syriza, que ha ganado este domingo las elecciones griegas, está siendo mirado con lupa por analistas de toda Europa. El economista jefe de la formación izquierdista griega, Yannis Milios, ha vuelto a hacer hincapié en el tema de la deuda en una entrevista que ha publicado este sábado el diario alemán Neue Osnabrücker Zeitung, exigiendo una reestructuración de toda la deuda pública en la zona euro y a un papel más activo del Banco Central Europeo (BCE). "La decisión del BCE de comprar deuda pública fue correcta. Pero el BCE todavía pude hacer más en esa dirección", dice.

Según el asesor económico de Alexis Tsipras, líder de Syriza, con una mayor intervención del BCE sería posible reducir la carga sobre los países altamente endeudados de la zona euro, "sin que este peso recaiga sobre los contribuyentes".

Al mismo tiempo, Milios exige una flexibilización de los planes de ahorro de la troika para Grecia. "Necesitamos un espacio fiscal para poder llevar a cabo una política de desarrollo y de crecimiento", señala el economista, quien agrega que el programa de BCE, Fondo Monetario Internacional (FMI) y Comisión Europea (CE) para Atenas lleva al Estado griego a no tener medios para políticas sociales y de crecimiento.

El caso de Alemania en la II Guerra Mundial

Por otro lado, Milios recuerda que en 1953 a Alemania le fue perdonada más del 50% de su deuda, lo que aceleró la recuperación del país tras la II Guerra Mundial. "Grecia forma parte de los Estados que acordaron esa quita de la deuda con Alemania. Esa quita contribuyó a que en Alemania pudiera darse el milagro económico", subraya el economista.

En el caso de Grecia, Milios explica que existen múltiples instrumentos técnicos para posibilitar la condonación de la deuda, que constituye uno de los caballos de batalla de Syriza. Básicamente consiste en una moratoria del pago de la deuda para todos los países, con intereses nulos y un plazo de devolución que se prolongaría durante unas cuatro décadas, hasta que el ratio de la deuda respectiva haya bajado al 20% del PIB. El Banco Central Europeo (BCE) canjearía el servicio de la deuda de todos los países por bonos cupón cero, es decir, que no pagan intereses hasta su devolución. Según Milios, esto solo costaría 1.300 millones de euros, pues el BCE no canjearía la deuda, sino solo los intereses.

Claves de su programa electoral

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, lleva semanas desgranando las medidas que llevará a cabo si gana las elecciones este domingo. A grandes rasgos, la diferencia con su contrincante conservador, Antonis Samaras (Nueva Democracia), es la "negociación" con los organismos internacionales (BCE, FMI, Comisión Europea) frente a la "aceptación" de lo ya pactado, defendida por Samaras.

Programa económico

Bautizado con el nombre de 'Programa de Salónica', es la medida innegociable para Syriza si llega al poder en Grecia. Se trata de un compendio de medidas que giran en torno a cuatro pilares con un coste total de 12.000 millones de euros, recuerdó Milios en una entrevista con Efe hace unas semanas.

  • Lucha contra la crisis 'humanitaria': las medidas incluidas en este paquete se aplicarían en los primeros cien días, y están abocadas a ayudar a los más necesitados, con un coste total de 2.000 millones de euros. El documento contempla ofrecer luz gratuita a 300.000 hogares de personas sin medios, así como vales de comida y bonos de transporte público para los pobres. Además, incluye restablecer la decimotercera paga para todos los pensionistas que cobren menos de 700 euros al mes.
  • Relanzamiento de la economía. El objetivo es"aliviar" a las clases medias de la presión fiscal con la abolición de tasas como el impuesto sobre bienes inmuebles (ENFIA) y la introducción de un nuevo gravamen sobre grandes propiedades. Se incluye además un apartado dedicado a los desahucios: se suspenderían las ejecuciones hipotecarias en caso de primeras residencias valoradas por debajo de los 300.000 euros. En la deuda privada, el objetivo es posibilitar acuerdos extrajudiciales que permitan que cada deudor devuelva un máximo correspondiente al 30% de sus ingresos; el resto quedaría congelado hasta que esté en condiciones de pagar. "Con este tipo de acuerdos esperamos recuperar 20.000 millones de euros en siete años, 3.000 millones en el primer año", explica el jefe de economía de Syriza. Según Miliós, los 12.000 millones de euros se podrían financiar de la siguiente manera: 3.000 millones de ingresos de la evasión recuperada, 3.000 millones de devolución de créditos morosos y 3.000 millones procedentes del fondo de estabilidad financiero griego. Los 3.000 millones restantes, añade, provendrían de los fondos de cohesión europeos: 1.700 millones del vigente contingente y los 1.300 millones que quedan a negociar con los socios europeos.
  • Estabilización del mercado laboral. Se destinarían 3.000 millones de euros a un programa que busca la creación de 300.000 puestos de trabajo tanto en el sector público como en el privado. Para combatir el paro de larga duración así como el juvenil, se derogarían algunas reformas que para Syriza han recortado los derechos de los trabajadores estos años. Entre otras, se restablecería el salario mínimo de 750 euros que regía hace cuatro años (actualmente son 586). También buscan la creación de un banco de inversiones, cuyo objetivo es hacer frente al problema de las deudas con el fisco y la seguridad social acumuladas por las pymes. 
  • Reforma del Estado. Busca ampliar las competencias de las regiones, así como que haya más participación ciudadana con la promoción de consultas y vetos.  También incluye cambios en el Ejecutivo heleno: "Tenemos previsto reducir de 18 a 10 el número de ministerios e introducir un sector público que se rija por criterios de efectividad", desgrana Milios. Mientras que algunos ministerios son perfectamente prescindibles, faltan funcionarios en la inspección fiscal, "porque al actual Gobierno no le ha interesado perseguir eficazmente la evasión", explica Milios. El recorte del aforados también está incluido en este apartado, que quiere además regular el sector de los medios de comunicación, incluyendo además la reapertura de la cadena de televisión pública ERT, cerrada por el Gobierno de Samaras en 2013.

Política internacional

En el marco de sus relaciones en la UE y con otros países como Rusia, Syriza ha suavizado su discurso en los últimos meses.

  • No contempla la salida de Grecia del euro. Para Syriza, esto conduciría a la ruptura de la eurozona al completo y a la aplicación de facto de un nuevo programa de austeridad, que es precisamente lo que quiere combatir el partido si gana los comicios. "Sería pasar de un sistema de moneda única a uno de tipos de cambio fijo, como lo tuvimos en la década de los años noventa", explica el jefe de Economía de Syriza.
  • Tampoco saldrán de la OTAN. "Una ruptura con la OTAN no interesaría al país", aseguró Alexis Tsipras este mes de enero en su cuenta de Twitter, después de que abogasen por la salida de Grecia de la OTAN y el cierre de la base que EE UU tiene en Creta.
  • Control de fronteras. En este punto, Syriza comparte con el actual Ejecutivo griego la defensa de una política de inmigración europea común y, ante la amenaza terrorista, aboga por compatibilizar la seguridad pública con las libertades individuales.