Fomento y Generalitat firmaron ayer un convenio para mejorar la red de Cercanías que implicará una inversión de 110 millones de euros destinados a construir la nueva estación de Cercanías en Sagrera–Meridiana y el nuevo intercambiador de Sabadell–Nord, así como renovar la estación de Passeig de Gràcia, las estructuras metálicas entre Granollers i Maçanet y la catenaria en la línea de Barcelona. Ayer, el Govern se comprometió a mejorar el enlace de la C-32 entre Sant Boi y el Prat, foco de accidentes.