Dos miembros de la Assemblea de Joves de Lleida i de la CGT de Ponent se colgaron ayer de la fachada del edificio de los sindicatos de Lleida para pedir la retirada de los símbolos franquistas de la ciudad.