Bush y Blair tras hablar con los medios
Bush y Blair tras hablar con los medios (LARRY DOWNING / REUTERS). LARRY DOWNING / REUTERS
Tony Blair y el presidente de EEUU, George Bush, reafirmaron este jueves su amistad personal y entre sus dos países, en la última visita del mandato del primer ministro británico a Washington.

Ambos mandatarios, que han mantenido una estrecha relación desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, se reunieron por espacio de una hora para una conversación de trabajo antes de ofrecer una rueda de prensa en la Rosaleda de la Casa Blanca en la que se deshicieron en elogios mutuos.

Bush, de acuerdo con Blair, es un "líder firme, implacable, intrépido y decidido". Y el primer ministro, según el presidente, es "un dirigente respetado", al que "cuando habla, los demás escuchan".

"Orgulloso" de la guerra de Irak

El primer ministro británico anunció la semana pasada que abandonará el poder el 27 de junio, desgastado en muy buena parte por las críticas a su apoyo incondicional a Estados Unidos durante la guerra en Irak.

Abandonará el poder el próximo día 27 de junio
Sin embargo, repitió en numerosas ocasiones que no lamenta en absoluto haber dado ese respaldo.

"He tomado esa decisión y estoy orgulloso de ella", sostuvo el primer ministro saliente, a quien ya es seguro que sustituirá su ministro de Economía, Gordon Brown.

Según Blair, una buena relación entre Washington y Londres "conviene no sólo a los dos países, sino a la paz y la estabilidad del mundo en toda su extensión. Ha sido una relación polémica, al menos en mi país, pero nunca he dudado de que hará del mundo un lugar más sólido".

Bush colaborará con Gordon Brown

"¿Echaré de menos a Tony Blair? Desde luego que sí . ¿Cooperaré con el próximo? Por supuesto", aseguró el presidente, quien, de buen humor durante toda la rueda de prensa, se mostró sorprendido por la animosidad de las preguntas de los periodistas británicos al primer ministro.

En su reunión de esta mañana, ambos mandatarios abordaron asuntos como la guerra de Irak,"una guerra que no podemos permitirnos perder", aseguró Blair, o sobre la misión de la OTAN en Afganistán, la situación en Oriente Medio y el programa nuclear iraní.