Israel ataca Gaza
Israel ha demolido un edificio de las fuerzas de seguridad controladas por Hamás, hoy en Gaza. REUTERS

Israel ha dado un paso más en su represalia por los ataques recibidos por parte de Hamás: mientras perdura la lucha entre facciones palestinas, el ejército israelí ha entrado con sus tanques y otros vehículos blindados en la Franja de Gaza, además de los ataques aéreos que ha realizado durante este jueves.

De esta forma, al menos una decena de tanques del Ejército israelí, acompañados por dos vehículos blindados y otra decena de todoterrenos militares, penetraron unos 500 metros en el norte de la franja de Gaza; los tanques han disparado varias ráfagas contra un edificio en la localidad palestina de Beit Lahia, aunque no se ha informado de heridos. 

Además, la Fuerza Aérea israelí ha destruído las oficinas centrales de seguridad de Hamás en Gaza, matando a cinco de sus miembros e hiriendo a decenas de personas en una poderosa respuesta a los ataques con cohetes de militantes palestinos.

Israel entra con los tanques 

Ha trascendido otro ataque israelí, que habría lanzado un misil contra un coche donde viajaban milicianos palestinos, también en Gaza. Una persona habría muerto.

Columnas de humo salían de los restos del edificio ubicado en el corazón de la ciudad, donde facciones rivales han estado enfrentándose en los últimos seis días en hechos de violencia que dejaron a los palestinos al borde de una guerra civil.

Puedo confirmar que llevamos a cabo un ataque aéreo, dijo un portavoz del Ejército israelí en Tel Aviv

"Puedo confirmar que llevamos a cabo un ataque aéreo", dijo un portavoz del Ejército israelí en Tel Aviv.

Residentes de Gaza y la radio de Hamás identificaron como objetivo al edificio usado por la Fuerza Ejecutiva del grupo militante islámico, que está desafiando a Fatah por el control de la seguridad en el territorio.

El brazo militar del grupo ha asegurado que tiene intención de reanudar su campaña de atentados suicidas.

Una decena de heridos

Israel tomará todas las medidas defensivas para proteger a nuestros ciudadanos de estos cohetes de Hamás

"Hemos tenido suficiente. Israel tomará todas las medidas defensivas para proteger a nuestros ciudadanos de estos cohetes de Hamás", dijo Miri Eisin, portavoz del primer ministro israelí, Ehud Olmert, antes del ataque aéreo.

Al menos dos israelíes resultaron levemente heridos por los cohetes en la ciudad sureña de Sderot, cerca de la frontera con Gaza.

Más enfrentamientos, más muertos

Además de los ataques de Israel, al menos cuatro palestinos han muerto a primeras horas de la tarde de este jueves en dos nuevos sucesos violentos, mientras Hamás responsabiliza a los organismos de seguridad leales a Al-Fatah de las muertes que se producen pese al último alto el fuego pactado anoche entre las facciones.

Durante el funeral por miembros de la "Fuerza Ejecutiva" leal a Hamás, muertos ayer en un ataque aéreo israelí, la comitiva se vio sorprendida por el fuego disparado desde un cuartel de las fuerzas de la Seguridad Preventiva en la ciudad de Rafah, en el sur de la franja de Gaza, según el portavoz de la fuerza de Hamás, Islam Shahwan.

Abás no viaja a Gaza por seguridad

Por su parte, el presidente palestino, Mahmud Abás, ha pospuesto su prevista visita para hoy a Gaza, donde iba a reunirse con el primer ministro, Ismail Haniye, por "razones de seguridad", informó su portavoz, Mohamed Edwán.

Eduán añadió que el desplazamiento del presidente palestino a la franja territorial será "posiblemente mañana [en referencia a este viernes]"y, tras su encuentro con Haniye, Abás se propone declarar el "estado de emergencia".

"No es seguro para él ir hoy [en referencia a este jueves]" a Gaza, precisó Edwán en referencia a los enfrentamientos entre el movimiento nacionalista Al Fatah y el islamista de Hamás, que han causado 43 muertos desde el pasado domingo.