Un hombre de 47 años con las facultades mentales perturbadas se atrincheró durante once horas ayer en el interior de su casa con un arma de fuego amenazando con suicidarse; finalmente, tras todo un día de tensión, el hombre ha decidido poner fin a su encierro sin ninguna consecuencia trágica.

El hombre no mantiene a ninguna personas como rehén y amenaza con suicidarse
Un experto en negociación de la Policía junto a personal de los servicios sociales intentó, desde las 10.30 de la mañana, sacarlo del piso.

No tenía a ninguna persona retenida en el interior de la vivienda situada en el primer piso del número 15 de la calle Anselm Clavé, junto al ayuntamiento de la ciudada barcelonesa.

De hecho, el hombre sacó a su madre de la casa antes de atrincherarse.

La compañía del gas habúa cortado el suministro por toda la cena como medida preventiva.

Desalojan el edificio

La policía local de Molins de Rei desalojó a todos los vecinos del edificio y los trasladó a un hotel hasta que la situación se normalizara; del mismo modo, mantuvieron acordonado todo el perímetro del edificio e intentan convencer al hombre para que se entregue, mientras que su madre fue sido trasladada a un asilo de ancianos donde se encuentra con una hija.