Sólo el 3% de los usuarios paga por la música que se descarga, y únicamente el 2% desembolsa dinero por las películas que se baja de la Red, según datos de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), facilitados por la SGAE coincidiendo con la celebración del Día Mundial de Internet.

Según estos datos, referentes a 2006, el 93% adquiere música de forma gratuita y el 4% emplea ambas fórmulas, y en el apartado audiovisual, es el 95% el que lo hace de manera gratuita y el 3% accede a las películas mediante las dos vías.

Conforme a este informe de la AIMC, la descarga de música es la quinta actividad más realizada en internet en 2006, en concreto, un 61,1% de los internautas (48,5% en 2003).

Esta práctica se encuentra tan sólo por detrás de las búsquedas, la lectura de noticias de actualidad, la consulta de mapas y callejeros, y la descarga de software, según la SGAE.

En séptimo lugar, con un 51%, aparece la descarga de películas, que prácticamente se ha duplicado en tres años.

Intercambio de archivos

Sobre el uso de redes de intercambio de archivos P2P, si en 2003 el 31% de los usuarios de internet nunca o prácticamente nunca las habían usado, ahora casi el 40% de los usuarios que utilizan redes de intercambio P2P lo hacen con mucha frecuencia (el 17% todos o casi todos los días, y un 22% varias veces al día).

En relación al número de canciones descargadas sin pagar por ellas, la cifra llega a los 750 millones en España en 2006, según el Centro de Investigación del Mercado del Entretenimiento y la Cultura (CIMEC).

La música digital

Por otro lado, las ventas de música en el ámbito digital en 2006 en España se han repartido mayoritariamente entre ringstones (32%) y singles descargados a través del móvil (31%). Sólo el 13% de las ventas corresponde a canciones compradas.

Entretanto, el 4% de las ventas digitales pertenece a álbumes completos, según la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

En el apartado audiovisual se descargó un total de 132 millones de archivos que no eran de pago en España en 2006, según datos facilitados por CIMEC.