Andar en espacios abiertos o cerca de los árboles cuando hay tormenta con descarga eléctrica puede ser peligroso.

Por suerte, no les pasó nada
En el norte de Texas, Estados Unidos, dos niños corrían por la calle cuando un rayo cayó justo delante de ellos.

Un videoaficionado grabó la escena por casualidad. Los niños resultaron ilesos pero, corrieron todavía más rápido.