Empresarios piden que la norma de viviendas de uso turístico sirva también para aplicar en alojamientos rurales

El secretario general de la Federación Europea de Turismo Rural-Eurogites, Klaus Ehrlich, ha pedido que la normativa andaluza de viviendas de uso turístico que está ultimando la Junta de Andalucía sea la base para "poder homogeneizar las diversas figuras que hay en el sector, y que esas viviendas de uso turístico también incluyan a las viviendas y alojamientos rurales".

El secretario general de la Federación Europea de Turismo Rural-Eurogites, Klaus Ehrlich, ha pedido que la normativa andaluza de viviendas de uso turístico que está ultimando la Junta de Andalucía sea la base para "poder homogeneizar las diversas figuras que hay en el sector, y que esas viviendas de uso turístico también incluyan a las viviendas y alojamientos rurales".

En declaraciones a Europa Press, Ehrlich ha valorado que en el último borrador del decreto de viviendas de uso turístico se haya reducido a dos la estancia mínima para que esos alojamientos entren en la normativa y ha apuntado que los alojamientos rurales coinciden en algunos planteamientos con la Federación Andaluza de Hoteles en la necesidad de que "frente a la gran diversidad normativa que hay sobre cada tipo de alojamiento y servicio turístico se intente que sea lo más homogénea posible".

"Hay que intentar que la regulación de viviendas de uso turístico en playa y ámbito urbano sea lo más similar, coherente y congruente con la normativa que se aplica en viviendas y alojamientos rurales, pues objetivamente el concepto es el mismo", ha agregado Ehrlich, quien ha precisado que actualmente la vivienda turística de alojamiento rural (VTAR) "es prácticamente equivalente a la vivienda de uso turístico", por lo que "debería haber una homogeneización".

"En ningún caso se consideran como una empresa, se trata de la vivienda propia del propietario que ofrece habitaciones o, si alquila la casa completa, nunca son más de una o dos viviendas", ha indicado este dirigente empresarial, quien resalta que esta norma "evita y acaba con la competencia desleal".

Asimismo, cree que el concepto de 'casa rural' "podría desaparecer, y para una mayor coherencia del sistema normativo, figuras que son productos y no tienen razón de ser pudieran desaparecer en su denominación, englobándolo todo en la vivienda turística de alojamiento rural".

El decreto, EJEMPLAR

Ehrlich asimismo urge a regular esta figura de vivienda de uso turístico, y que se haga antes del verano, toda vez que "servirá para aflorar algo que lleva muchos años existiendo y se haga la normativa más sencilla; no caben excusas".

"El borrador del decreto es perfecto y establece las limitaciones necesarias, por lo que es una normativa que podríamos suscribir, con modificaciones y especifidades, como futura normativa para alojamientos rurales", ha añadido este portavoz, para el que "tener una normativa que pueda homogeneizar diferentes ámbitos sería perfecto".

Ha valorado que la normativa andaluza "establece perfectamente el contexto, las limitaciones y tiene definiciones muy similares a la norma sobre alojamientos rurales", de forma que "es una norma mejor que la madrileña, que establece como estancia mínima cinco días, lo que nos hace sospechar que se quiera proteger los intereses de los hoteles, y la catalana, que ha dejado fuera el alojamiento por habitación, algo que sí contempla la andaluza".

De esta forma, Ehrlich valora que "si la normativa andaluza se queda como está, es algo que podría servir de ejemplo para las regiones que no lo tengan regulado, y esa normativa podría llevarse incluso a países europeos".

No obstante, Ehrlich cree que "hubiera ayudado mucho el hecho de que el proceso de registro de estas viviendas de uso turístico se hubiera efectuado a nivel municipal, no provincial, pues los ayuntamientos hubieran servido de mucha ayuda en ese sentido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento