Castro abre la vía para investigar si el entorno de Grau presionó a varios testigos en Valencia

Rechaza por segunda vez la personación de la FTVCB como perjudicada y le acusa de "servir de cauce exculpatorio" a Grau

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha remitido al Juzgado Decano de Valencia la copia de las declaraciones prestadas el pasado mes de noviembre por testigos propuestos por el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, por si se considera necesario iniciar una investigación en torno a las presuntas presiones a las que varios de ellos denunciaron haber sido sometidos, desde el entorno del alto cargo del PP, de cara a su comparecencia judicial.

Así lo ha acordado el magistrado mediante un auto dictado este miércoles, en el que rechaza por segunda vez la personación de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCB) en calidad de perjudicado civil. Además de alegar que ya transcurrió el plazo para poder ser parte en el caso, Castro asevera que "no es propio de quien sólo pretende ejercitar la acción civil reparadora" buscar la "exculpación" de un acusado, en relación a Grau, cuya imputación se encuentra archivada a la espera de adquirir firmeza.

Precisamente, los concejales del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valencia, que ejercen la acción popular en el caso Nóos, se opusieron recientemente a la personación de la FTVCB al aseverar que ésta únicamente sería utilizada por el vicealcalde como instrumento para sus propios intereses y beneficios en el marco de esta causa.

"Un actor civil debe deducir exclusivamente pretensiones civiles", subraya Castro al respecto, recalcando así que como tal no le está permitido "servir de cauce exculpatorio a don Alfonso Grau". El juez llega a tildar la actitud de la entidad de "servidumbre" respecto al vicealcalde valenciano.

En esta línea, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma recuerda cómo la Fundación, que durante más de tres años no ha pedido ejercer acciones penales ni civiles en este procedimiento, "sólo se puso en marcha" cuando fueron citados a declarar los patronos de la entidad, quienes fueron convocados previamente a una reunión en la propia sede a iniciativa "directa", señalaron, de la entonces subdirectora de la FTVCB, Dolores Edó.

"Su contenido y finalidad estaban claramente relacionados con las declaraciones que tenían que prestarse días después", incide Castro en virtud de lo manifestado por los testigos, añadiendo que "no cabe que este instructor profundice más en ellas", pues deben ser los Juzgados de Instrucción de Valencia los que, si así lo consideran oportuno, inicien una investigación al respecto.

Actitud "recelosa" de la ftvcb tras la imputación de grau

Con estos antecedentes, señala Castro, "en un principio de pasividad y posteriormente, una toma de posiciones que, cuando menos, debe calificarse de recelosa", la Fundación decidió personarse "pero sólo después de que se atribuyera a don Alfonso Grau la condición de imputado y de todas las incidencias procesales consecuentes a ella".

El instructor recuerda que la FTVCB "era conocedora desde sus albores" de la tramitación de esta causa y de cuál podría ser su papel en ella, "no ya sólo por la trascendencia mediática que desde siempre tuvo" el caso, sino porque ya en noviembre de 2011 fue requerida para que se le hiciera entrega de los expedientes administrativos relacionados con la contratación del Instituto Nóos para la organización de Valencia Summit en 2004, 2005 y 2006.

"Es decir, la Fundación desde siempre ha estado muy al tanto de la existencia de esta instrucción y de que se seguía, entre otros fines, en atención al perjuicio que a la misma se le había causado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento