El Papa cancela audiencias del lunes por gripe
Reuters Reuters

El debilitado Pontífice de 84 años cayó enfermo el domingo, lo que le obligó a perderse una audiencia por razones de salud, por primera vez en más de un año.

El portavoz Joaquín Navarro-Valls indicó en un comunicado que la gripe está 'progresando según lo previsto'.

'Como consecuencia de ello, los compromisos previstos para los próximos días han sido aplazados', dijo su comunicado, añadiendo que la audiencia general semanal del miércoles no se llevaría a cabo.

Una fuente del Vaticano aseguró a Reuters el lunes que el Papa se perdería todos los actos públicos del martes y miércoles.

En un primer momento no está claro si los médicos aconsejan ahora un descanso más prolongado, pero los responsables del Vaticano dijeron que el Papa ya no tiene fiebre y que no hay razones para alarmarse.

Un tiempo inusualmente frío en Roma ha coincidido con un brote de gripe por toda Italia que ha afectado a alrededor del uno por ciento de la población, informó la televisión estatal.

El Papa, que sufre de la enfermedad de Parkinson y no puede caminar por sí solo, se perdió un evento de su agenda por última vez en septiembre de 2003, cuando su audiencia semanal fue cancelada porque sufría una dolencia intestinal.

La próxima cita importante del Papa es el viernes, una audiencia con el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell. La próxima semana tiene un programa relativamente animado de eventos religiosos.