La población de Madrid baja por segundo año, sobre todo en la corona metropolitana

  • La región pasó de 6.495.551 habitantes en 2013 a 6.454.440 en 2014, un 0,63% menos (41.111 personas).
  • La capital, Móstoles, Fuenlabrada, Leganés, Coslada, Alcalá, Alcobendas, Alcorcón y Getafe pierden vecinos o se estancan.
  • Municipios del límite sur de la región como Arroyomolinos, Cubas o Rivas ganan residentes por el precio de la vivienda y su calidad de vida.
  • El número de extranjeros que viven en la periferia sigue aumentando.
Plaza de Callao, en Madrid.
Plaza de Callao, en Madrid.
JORGE PARÍS

A pesar de que las cifras macroeconómicas mejoran y de que Madrid es, según el Ejecutivo regional, la "locomotora de España", la comunidad continúa perdiendo atractivo y, por lo tanto, habitantes.

Así se desprende a la última actualización del Padron Continuo (a 1 de enero de 2014), publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos oficiales arrojan que la provincia ha perdido 41.111 habitantes en un solo año. La caída, del 0,63%, deja la población en 6.495.551 vecinos.

Este descenso es el segundo que se produce en la comunidad desde que comenzó la crisis. El número de residentes empadronados pasó de 6,27 millones en 2008 a 6,49 millones en 2012. En 2013, cuando la crisis se sentía con toda su crudeza en los hogares, retrocedió en algo más de 3.000 personas. La cifra se acentuó con los 41.111 madrileños menos registrados el año pasado, la mayor caída desde que comenzó la crisis.

"Es el contexto general de la recesión. Siguen existiendo falta de oportunidades y una mayor movilidad para encontrar trabajo, tanto en territorio nacional como en el extranjero. El proceso solo se invertirá cuando las cosas mejoren. El envejecimiento de la población y la salida de extranjeros, que eran los que mantenían la natalidad, también influyen", explica Marta Domínguez, profesora de Sociología Urbana de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Dispersión urbana

Esta bajada de población ha afectado a la capital y a los grandes municipios de la corona metropolitana. Coslada (-2,82% de residentes), Alcalá de Henares (-1,98%), Madrid (-1,30%, en niveles de 2005) y Fuenlabrada (-0,83%) tienen un saldo negativo. Móstoles (-0,35%), Leganés (-0,16%), Alcobendas (+0,0%), Getafe (+0,30%) y Alcorcón (+0,33) se estancan.

El descenso de habitantes ha sido más acusado en Nuevo Baztán (-5,39%), El Molar (-4,56%) y San Martín de la Vega (-2,95%), que, como Coslada y Alcalá, pertenecen a la zona este de la región. En el lado contrario, la población sube en localidades del sur (en muchos casos próximas al límite regional con Toledo) que continúan en expansión, como Arroyomolinos (+4,36%), Cubas de la Sagra (+3,8%) o Rivas Vaciamadrid (+3%).

El fenómeno de cambiar la ciudad por las zonas rurales periféricas se viene observando desde hace dos años y es conocido entre los especialistas como 'dispersión urbana' o 'suburbanización por derrame'. "Los municipios alejados tienen vivienda más barata para la clase media, que opta por zonas en crecimiento. Los jóvenes encuentran lugares más adecuados para el crecimiento de sus hijos, mientras que los mayores vuelven al campo buscando tranquilidad", señala Domínguez.

La experta añade que el cambio del ciclo económico producirá un efecto rebote, un flujo creciente hacia las grandes ciudades. Sin embargo, no todos podrán beneficiarse de ello: "Volverán los que estén en condiciones de afrontar el gasto que ello supone. El resto, permanecerá fuera".

Cada vez más chinos

Las estadísticas del Padrón Continuo detallan que el peso de la población extranjera ha mermado en la región, al pasar de 960.121 a 879.953 ciudadanos con pasaporte distinto al español. Hay que tener en cuenta que 55.000 residentes foráneos obtuvieron la nacionalidad el año pasado, de acuerdo a los datos de la Consejería de Asuntos Sociales.

La tendencia de los extranjeros a agruparse en localidades fuera de la capital continúa. El 52,2% de ellos ya reside en municipios distintos a Madrid, cuando hace un año estaban por debajo del 49%. Los pueblos de más de 5.000 habitantes con mayor porcentaje de población extranjera son Arganda del Rey (25,9%), Parla (22,7%) y San Martín de la Vega (22,4%), aunque el récord lo ostenta Fresnedillas de la Oliva, donde 519 de sus 1.545 vecinos (el 33,5%) no tienen DNI nacional.

Por nacionalidades, caen todas las mayoritarias, menos los chinos, cuya presencia aumenta un 4,72%. Los rumanos siguen siendo los más numerosos (199.491), seguidos de marroquíes (81.191), ecuatorianos (62.200), chinos (49.831) y colombinanos (43.109). Cierran la lista los ciudadanos procedentes de Perú (36.511), Bolivia (32.840), República Dominicana (29.742), Bulgaria (27.000) y Paraguay (24.978).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento