El Gobierno pide investigar si la "presión o la extorsión" causaron la muerte del fiscal Nisman

  • Fue hallado muerto en su domicilio de Buenos Aires de un disparo en la sien realizado con un arma que le había pedido prestada a un colega.
  • El secretario general de la Presidencia insiste en la teoría gubernamental y subrayó que "volvió a Argentina porque lo hicieron volver por otras razones".
  • Nisman dejó una nota con la lista de la compra para el lunes antes de morir.
Fotografía de archivo de 2006 del fiscal argentino Alberto Nisman, que denunció a la presidenta, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de Irán en un atentado contra la mutual judía AMIA.
Fotografía de archivo de 2006 del fiscal argentino Alberto Nisman, que denunció a la presidenta, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de Irán en un atentado contra la mutual judía AMIA.
EFE

El Gobierno de Argentina ha pedido "investigar hasta las últimas consecuencias" si hubo "presión o extorsión" para causar la muerte de Alberto Nisman, fiscal que fue hallado muerto en su domicilio de Buenos Aires de un disparo en la sien realizado con un arma que le había pedido prestada a un colega.

En una rueda de prensa, el jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, pidió a los medios cuestionarse las circunstancias que rodean la muerte del fiscal que denunció a la presidenta Cristina Fernández por supuestamente encubrir a presuntos terroristas iraníes que causaron la muerte de 85 personas en el atentado contra la mutual judía AMIA en 1994.

"Es absolutamente imprescindible hacernos varias preguntas: por qué el sábado (el fiscal Nisman) pidió un arma. Si tenía presión, si tenía algún tipo de amenaza. Si las amenazas provenían de agentes de inteligencia actuales o desplazados o extranjeros. Por qué interrumpe un viaje", dijo Capitanich.

"Si esto ha constituido una presión o extorsión, es necesario investigar hasta las últimas consecuencias. Es necesario identificar por qué lo hace", agregó.

"Curiosa y sugestivamente cuando está por iniciarse el juicio oral y público por encubrimiento, largamente esperado por familiares, surge este intento de convertir al gobierno que más ha hecho para el esclarecimiento del atentado en encubridor", subrayó el jefe de Gabinete.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, insistió en la teoría gubernamental y subrayó que Nisman "volvió a Argentina porque lo hicieron volver por otras razones".

"Me gustaría saber por qué tomó la decisión de quitarse la vida", dijo Fernández.

Dejó la lista de la compra

La fiscal argentina Viviana Fein, que investiga la muerte de su colega Alberto Nisman, ha revelado que, en las pesquisas realizadas en la casa de este, hallaron una nota con una lista de la compra y otras tareas pendientes para el lunes, supuestamente dirigida a una empleada doméstica.

Por ese motivo, Fein solicitó al Fisco argentino que informe si Nisman tenía contratado personal doméstico con la intención de poder identificar a esa persona y citarla a declarar, según informó la agencia de noticias oficial Télam.

El exvicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Jorge Kirszenbaum señaló que esa nota fue vista también por familiares de Nisman que asistieron al registro del apartamento del fiscal tras ser hallado muerto de un disparo en la sien.

Según Kirszenbaum, se trata de un nuevo indicio de que Nisman "no tenía ninguna intención de suicidarse".

Datos provisionales de la autopsia

Los datos provisionales de la autopsia del cadáver de Nisman apuntaron a que en su deceso "no hubo intervención de terceras personas" y las pericias policiales confirmaron que el disparo que le ocasionó la muerte procedió del arma encontrada bajo su cuerpo.

Sin embargo, dio negativo el barrido electrónico para determinar si había pólvora en las manos del fiscal argentino Alberto Nisman.

Nisman, de 51 años, estaba al frente de la Unidad Fiscal Especial de Investigación del Atentado contra la mutual judía AMIA que causó 85 muertos en 1994.

Tras ocho años de investigaciones, Nisman denunció la semana pasada a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por considerar que el memorándum de entendimiento aprobado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos del atentado contra la AMIA a cambio de las relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

La denuncia, basada en escuchas telefónicas, alcanza al diputado oficialista Andrés Larroque, los militantes Luis D'Elia y Fernando Esteche, personal de la secretaría de Inteligencia de la Presidencia argentina, el exfiscal federal y exjuez de instrucción Héctor Yrimia, y el referente comunitario iraní Jorge "Yussuf" Khalil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento