Tres jóvenes fueron detenidos como supuestos implicados en la muerte de Antonio Barrull, el joven de 18 años –hijo del cantante de rumba Tony El Gitano–, apuñalado la madrugada del 5 de mayo en un bar del distrito de Sant Martí. Un cuarto joven, de 17 años, se entregó también a la policía. Uno de los arrestados, Adán M. I., de 19 años, es el supuesto autor material de las puñaladas y fue detenido en el domicilio de un familiar, cerca del lugar de los hechos. Diego F. C., de 25 años, conocido como El Diablo y vecino de Sant Adrià, ingresó en prisión y Cristian A. B., de 19 años, está en libertad con cargos.