Iberdrola y Red Eléctrica, las dos empresas que gestionan la planta de luz de Patraix, quieren que la instalación se reabra «lo antes posible», tras el cierre provisional decretado el martes por el Ayuntamiento a raíz de una explosión. Fuentes de ambas compañías aseguraron que el suministro energético está garantizado, aunque reconocieron «dificultades» ante un posible aumento de la demanda. Además,  Red Eléctrica está estudiando el precinto de la planta, y no descarta recurrirlo ante un juez. El portavoz vecinal de Patraix, Toni Pla, dijo que nadie del Ayuntamiento les ha informado «de nada».