Absuelto el autobusero que dejó tirados a 62 usuarios tras ser detenido por falsificar el tacógrafo

La policía inmovilizó el vehículo que circulaba de Barcelona a Londres

El Juzgado Penal número 4 de Girona ha desestimado la demanda presentada contra el conductor de autocar de la compañía de bajo coste Megabus que los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 10 de agosto durante un control en la AP-7 en Maçanet de la Selva (Girona) por haber falsificado su tarjeta de transporte presuntamente para eludir los tiempos de descanso obligados.

Según informa en un comunicado la compañía que ofrecía el servicio, la jueza que ha instruido el caso ha considerado que "por error inocente" el conductor grabó el trayecto en la tarjeta de otro conductor que había realizado un viaje anterior y descarta que excediera el número de horas de conducción permitido.

Así pues, la compañía añade que la jueza considera que no se puede imputar al conductor un delito de falsedad documental, tal y como pedía el Ministerio Fiscal que solicitaba una pena de 18 años de cárcel, la prohibición de conducir autocares durante ese período y una multa.

La detención del conductor se produjo el 10 de agosto de 2014 en un control policial en la autopista AP-7 en Maçanet de la Selva cuando el autocar circulaba de Barcelona a Londres con 62 pasajeros a bordo.

La policía inmovilizó el vehículo en una estación de servicio, donde los pasajeros quedaron varados, ya que la compañía no les facilitó un conductor ni transporte alternativo para completar la ruta que realizaba el autocar; más tarde, la compañía anunció que indemnizaría a los pasajeros por los perjuicios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento