Los multados por manifestarse ante Wert en Ceuta acusan a la Administración de ponerse "al servicio del PP"

El presidente de la Junta de Personal Docente No Universitario de Ceuta y diputado autonómico Juan Luis Aróstegui (Caballas) ha presentado un recurso de alzada dirigido al ministro del Interior contra la "esperpéntica" resolución de la Delegación del Gobierno que acordó sancionarle a él, al líder de la oposición en la Asamblea, su compañero de partido Mohamed Ali; al portavoz de Podemos en la ciudad autónoma, Julio Basurco; y a un estudiante con 301 euros cada uno por movilizarse contra las política educativas del PP durante la visita de José Ignacio Wert en junio de 2014.

El presidente de la Junta de Personal Docente No Universitario de Ceuta y diputado autonómico Juan Luis Aróstegui (Caballas) ha presentado un recurso de alzada dirigido al ministro del Interior contra la "esperpéntica" resolución de la Delegación del Gobierno que acordó sancionarle a él, al líder de la oposición en la Asamblea, su compañero de partido Mohamed Ali; al portavoz de Podemos en la ciudad autónoma, Julio Basurco; y a un estudiante con 301 euros cada uno por movilizarse contra las política educativas del PP durante la visita de José Ignacio Wert en junio de 2014.

En su escrito, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, el sindicalista pide la anulación del expediente por "esperpéntico". A su juicio "las pruebas y argumentos utilizados solo abundan en la idea de que más allá de aplicar las normas en defensa del interés general, lo que en realidad subyace en este expediente (tramitado contra otras tres personas con delitos similares) es una sanción política dirigida contra quienes combatimos las políticas neoliberales que están agrediendo injustamente al sistema educativo".

"La concentración en la que participé", razona, "fue un ejemplo de corrección, exquisitamente respetuosa con las pautas sociales de comportamiento universalmente aceptadas". Desde su punto de vista "parece obvio que no puede prevalecer una norma administrativa existente precisamente para garantizar un derecho sobre el propio derecho fundamental que se debe proteger".

Para Aróstegui, la sanción, "una vez conocido que el desarrollo de la concentración fue impecable", pone de manifiesto que se trata de "una acción torticera que en realidad persigue sancionar la protesta con el fin de castigar a los que discrepan de la política del Gobierno y amenazar a la ciudadanía para disuadirla de combatir en la calle las devastadoras políticas del Gobierno del PP".

"Se trata en definitiva", resume, "de un abuso de autoridad poniendo la maquinaria del poder al servicio de los intereses particulares de un partido concreto, el PP".

El también secretario general de CCOO en Ceuta alega que para la visita de Wert "no se pudo organizar una concentración" ni dar cuenta de la comunicación previa preceptiva porque la agenda detallada del ministro "fue conocida con muy poco tiempo de antelación" y "no se puede comunicar un evento en lugar y hora inciertos".

"Si se hubiese podido convocar una concentración", ha avisado, "hubieran acudido centenares, acaso miles, de ciudadanos indignados por una situación insostenible como la que padece la Educación en nuestra ciudad".

"Las personas que allí estuvimos, nos presentamos de manera espontánea y porque al conocer la agenda en los medios, incluso algunos en la misma mañana, elegimos aquel —la Biblioteca Pública de Recinto Sur— como el mejor lugar posible para expresar libremente nuestra discrepancia con el Gobierno", explica argumentando que "sancionar la presencia en una concentración, por el mero hecho de no haber sido comunicada, supone un ataque frontal a la libertad de expresión y una clara vulneración del derecho de reunión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento