Y por primera vez habrá una brigada de extranjería.  La Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento acordaron ayer el plan de seguridad para la Feria de Mayo. Entre las medidas que han decidido adoptar destaca que la Policía realizará controles a la entrada de la Feria para evitar que se introduzca droga u objetos «peligrosos» al recinto que puedan «causar problemas» en caso de riña o pelea. Además, esta Feria aumentará el número de efectivos en El Arenal, por lo que siempre habrá 130 agentes trabajando en cada turno. Como novedad, este año la Policía contará por vez primera con la presencia de una brigada de extranjería y otra de la policía judicial.