«En el caso de las VPO sobra ánimo de linchar y mucha demagogia»
Juan Vicente Herrera. (E. Margareto / Ical)
Juan Vicente Herrera afronta su segunda campaña tranquilo, sin apenas entrar al trapo de la oposición. «Es que no tengo que estar pendiente de nadie, sólo de los ciudadanos», dice.

Su oposición al debate, con la ventaja que le dan las encuestas, no se entiende...

En estos cuatro años se ha debatido en las Cortes y se ha controlado al presidente de la Junta más que nunca. El protagonismo ahora es de los ciudadanos, no de otros.

¿Cuál será, si gobierna, su proyecto estrella?

Relacionar nuestro sistema educativo con el empleo. Los datos de empleo son espléndidos, pero son muchos los jóvenes que tras terminar sus estudios salen de aquí.

¿Cómo se vincula la educación con el empleo?

Los mejores expedientes académicos tendrán un máster en cualquier centro de referencia del mundo. Se irán con un billete de vuelta que será un contrato en una gran empresa. Y pondremos un plan de conciliación de la vida estudiantil y laboral que permita a los estudiantes, a través de un contrato flexible, acceder a un empleo y a un salario para luego emanciparse. Parecido a lo que quiere poner en marcha Sarkozy.

Lo cierto es que a los universitarios no les queda otra que buscar trabajo fuera, en Madrid sobre todo.

Madrid siempre será una referencia por volumen y proximidad. Castilla y León, diga lo que diga el PSOE, presenta saldos migratorios positivos en todas las edades, también en los jóvenes.

Pero el saldo es positivo por la llegada de inmigrantes.

El saldo migratorio es personas que entran y personas que salen. Todas. Tampoco es obstáculo reconocer que son todavía muchos los jóvenes que abandonan esta tierra para buscar trabajo.

¿Se ha elegido el mejor sitio para la ciudad del medio ambiente de Soria?

Es un sitio espléndido para un proyecto innovador. No se engañe. Es el conjunto de inversiones privadas y públicas más importante de la historia de Soria. Las personas que en condiciones normales lo respaldarían, les preocupa muy poquito la localización.

¿Qué opina sobre la polémica de los pisos protegidos?

Si de esto se quiere hacer una guerra y un hostigamiento personal, si lo que se quiere decir es que por ser hijo de un cargo público no se puede concurrir a un proceso reglado, pues me niego. En esta polémica ha sobrado mucha demagogia, mucho ánimo de linchar a las personas y familias. Y ha faltado la referencia a las garantías del Estado de derecho.

¿Estarán algún día las capitales unidas por autovía?

Con el actual Gobierno de España, no. No tiene ningún sentido que Soria se encuentre perdida y dejada de la mano de Dios.

Sin corbata

¿Cuál es su vicio favorito? Estar con los amigos. ¿A qué político se quiere parecer? Hay muchos aspectos de la figura política de Adolfo Suárez que me gustan. ¿Cuál es su peor defecto como jefe? A veces un poco ingrato, la propia tensión me impide dar las gracias a quienes colaboran conmigo. ¿Cómo y en qué circunstancias fue su primer amor? En los primeros años de la universidad. Era de Logroño. ¿Qué prefiere, poner la lavadora o planchar? Planchar. ¿Hace la compra? Poco. ¿Canta en la ducha? No. ¿Se desvela por la noche? Sí, duermo muy mal. ¿Ayudaría a morir a un ser querido en situación terminal si éste se lo pide? La vida me parece algo tan sublime y he visto morir a algunos de los míos con tanta generosidad que no me veo motivado para acelerar la muerte de nadie. ¿A matado alguna vez a alguien... en un videojuego? No. ¿Dónde pasará las vacaciones? La clásica, mis caminos de Santiago. Es lo más cercano, lo más fácil, lo más barato, lo más auténtico, lo más radical. Sólo necesitas un buen calzado y sentir, abrirte; es una experiencia espléndida. ¿Le gustan los piropos? Ahora nos dicen muchas cosas, todas mentiras. Te dicen «guapo, guapo» y les das la dirección de tu óptico de referencia. ¿La última vez que se emborrachó? En alguna merienda con amigos. ¿Le gusta correr en la carretera? Me llevan a demasiada velocidad.

Bio

Nació en Burgos, tiene 51 años, está soltero y es licenciado en Derecho. Es presidente de la Junta desde 2001, tras suceder a Juan José Lucas al frente del PP. Son sus segundas elecciones autonómicas.