Turismo al galope: España busca también al turista ecuestre

  • Hay turistas que montan regularmente y buscan hacerlo también en vacaciones.
  • Francia, Reino Unido y Alemania son los principales emisores de turistas ecuestres.
  • Málaga y la Costa Brava son las zonas que más han desarrollado este turismo.
  • Hay 46 travesías señalizadas y con servicios para jinetes y animales.
Cabalgando entre montañas, desfiladeros, bosques y ríos.
Cabalgando entre montañas, desfiladeros, bosques y ríos.
gredosacaballo.com

La equitación es una actividad de ocio que implica a 20 millones de personas cada año. Ahora también, como todo, es un reclamo turístico para atraer viajeros, sobre todo extranjeros. Hay turistas que montan a caballo regularmente y que buscan hacerlo también en vacaciones.

La Real Federación Hípica Española trabaja, desde su departamento para la Promoción del Turismo Ecuestre, en la homologación de los servicios que se ofertan a través de una marca para que cada vez sean más los que se adentren al galope de su caballo en la zonas de interior. Su director, Alejandro Solís, señala que, pese a la fuerte tradición en torno al mundo del caballo, en España no se está consiguiendo atraer a estos viajeros. Europa y Estados Unidos son los principales emisores de “turistas ecuestres”; en el marco de la Unión Europea, destacan Francia, Reino Unido y Alemania.

Por ello, es fundamental la apuesta por la internacionalización para participar del mercado “en auge” que, según Solís, “muchas veces se queda en Europa y no cruza los Pirineos”. En su mayoría, son mujeres de entre 40 y 60 años las que buscan una travesía de entre 7 y 10 días durante sus vacaciones, un producto que "no es acertado relacionar con el deporte multiaventura".

"Detectamos que, en general, lo que ofrecen y la demanda internacional no cuadra", por lo que desde el departamento asesoran a los centros ecuestres y se les ayuda a posicionarse en el mercado. Solís  apunta que, por su tradición de destinos consolidados en viajeros extranjeros, Málaga y la Costa Brava son las que más desarrollado tienen el turismo a caballo, pero que crece el interés por las zona de interior. Por ello, se están haciendo propuestas concretas, que ya han tenido calado en algunos touroperadores, con caminos que discurren por las Lagunas de Ruidera (Castilla-La Mancha), Doñana (Andalucía) o Extremadura.

Por su parte, la Real Federación Hípica Española actúa en la homologación de itinerarios ecuestres: en estos momentos, 46 travesías han recibido su visto bueno al contar con la señalización y los servicios necesarios para los jinetes y los animales. Andalucía concentra diez de estos itinerarios, algunos tan tradicionales como Los Caminos de El Rocío (Sevilla) o el que discurre entre Sierra Nevada y el municipio almeriense de Abla. Los caballistas también pueden disfrutar en sus vacaciones de los recorridos en torno a la Sierra del Rincón (Madrid), Cofrentes y la Ruta Volcánica (en Valencia), Ocón (La Rioja) o los Caminos de la Matarraña (Teruel), entre otros.

Otro de los retos es, según Solís, acabar con la imagen elitista de un sector que tiene un desarrollo turístico similar al del esquí, que si bien se relacionó en un inicio con clases medias-altas, cada vez se generaliza más y busca convertirse en una nueva fórmula para descubrir la belleza del interior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento