Ourense y Pontevedra son las ciudades que se juegan más con el voto emigrante en estas elecciones, mientras que Vigo, Ferrol y Lugo son las que menos. Este dato se desprende de que, según la evolución del Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), tanto en la capital de As Burgas como en la ciudad del Lérez doce de cada cien electores viven en el extranjero. Así, mientras Ourense aparece como la ciudad más dependiente de la papeleta de la diáspora, con un 12,7%, en Vigo el grado de dependencia sólo alcanza un 5,5% de las 249.341 personas que están llamadas a votar en el municipio el próximo día 27.