No tiene muebles y parte del personal está de baja. Un mes después de la fecha fijada por Xustiza para la apertura oficial de la Oficina de Atención a las Víctimas de Malos Tratos, el servicio sigue sin poder abrirse. Todas las ciudades gallegas, excepto Vigo, ya disponen de estas unidades de valoración.