Billetes falsos
Algunos de los billetes falsos de 50 euros de gran calidad importados desde Nápoles. ELISENDA ROSANAS / ACN

Antonio García Carbonell, un violador liberado en 2013 al derogarse la doctrina Parot y que supuestamente mató a una anciana en Cabanes (Girona) en 2014, está implicado en una red que colocaba en Cataluña billetes falsos de 50 euros importados de Nápoles, en la que han sido detenidas 30 personas.

Salió en libertad tras cumplir 18 de los 270 años de cárcel a los que fue condenadoEn rueda de prensa, el intendente portavoz de los Mossos d'Esquadra, Xavier Porcuna, y el inspector Antoni Mariscal, jefe de delitos económicos de la Policía catalana, han explicado que García Carbonell fue arrestado el pasado 9 de enero en el marco de una operación en la que se detuvo a una treintena de personas por importar de Italia y colocar en Cataluña billetes falsos de 50 euros.

La detención de García Carbonell se llevó a cabo en coordinación con el grupo de homicidios del área de investigación criminal de Girona de los Mossos d'Esquadra, que también le seguían la pista por su supuesta participación, junto a otra persona, en la muerte de una anciana de 75 años en Cabanes en febrero de 2014.

Se le investiga por la muerte de una anciana de 75 años en Cabanes en febreroGarcía Carbonell fue puesto en libertad de la prisión de Quatre Camins de La Roca del Vallès (Barcelona) el 23 de octubre de 2013, tras cumplir 18 de los 270 años de cárcel a los que había sido condenado por diferentes casos de violación, al beneficiarse del fallo del Tribunal de Estrasburgo que derogó la doctrina Parot.

En la operación, los Mossos han detenido a 30 personas —de las que nueve han ingresado en prisión—, siete de las cuales están acusadas de comprar a una red de Nápoles billetes falsos de 50 euros, de gran calidad, por un precio de ocho euros, para revenderlos por 13 euros a los demás implicados, entre ellos García Carbonell, que colocaban los billetes en comercios, especialmente estancos.

Sedes en Martorell y Barcelona

Según los investigadores, la cúpula de la red se distribuía en dos grupos, uno con epicentro en Martorell (Barcelona) y otro en el barrio de Nou Barris de la capital catalana, y hacía frecuentes viajes a Nápoles para ir a comprar los billetes falsos, con lo que introducía en Cataluña unos 80.000 euros falsos mensuales, al menos desde febrero de 2014.

Introducían en Cataluña unos 80.000 euros falsos mensuales, al menos desde febrero de 2014El grupo que falsificaba los billetes en Nápoles es uno de los más reputados de Europa, ya que se tiene constancia de que los ha distribuido por todo el continente al menos desde el año 2003.

Una vez que habían logrado introducir los billetes falsos en Cataluña, los siete importadores los revendían a pasadores o intermediarios, a un precio de 13 euros cada uno, para que éstos los colocaran o los revendieran a otros colocadores, a precios que subían hasta los 15 o los 20 euros.

Compraban los billetes a un grupo de expertos que operan en toda Europa, al menos, desde 2003La mayoría de los billetes falsos los colocaban entonces en pequeños comercios de varias poblaciones de toda Cataluña, para despistar a los agentes, especialmente en estancos, comprando tabaco que luego revendían también en el mercado negro.

La investigación ha sido dirigida por el juzgado de instrucción número 2 de Olot (Girona), que ha enviado a la cárcel a nueve personas, entre ellas los jefes de la organización, varios de los cuales fueron arrestados cuando regresaban a Barcelona de un viaje a Nápoles cargados con cerca de 100.000 euros falsos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.