El enjuague bucal beneficia, pero no es esencial y tiene algunos riesgos, según expertos

  • Los hay de dos tipos: cosméticos y terapéuticos.
  • Los primeros no tienen capacidad para acabar con el mal aliento.
  • Sobre los terapéuticos, cabe destacar que hay que tener cuidado con su uso: un especialista debe indicar cuál utilizar según cada caso.
  • Expertos inciden en otras cuestiones como: los riesgos de los que tienen alta cantidad de alcohol, el nivel de pH del colutorio...
  • ¿Cuál es el origen de los enjuagues dentales?
El cepillado de los dientes a diario es esencial, no así el uso de colutorios, según señalan algunos expertos.
El cepillado de los dientes a diario es esencial, no así el uso de colutorios, según señalan algunos expertos.
GTRES

El uso de enjuagues bucales ha ido ganando adeptos durante años como solución contra las caries, la placa o las bacterias que provocan el mal aliento. Ahora, expertos como Peter Arsenault, del Tufts University School of Dental Medicine, aseguran que su uso tiene beneficios para salud dental, pero no es esencial.

Este experto señalaba esta semana, según recogía The Wall Street Journal, que estos líquidos apenas tienen efecto sobre las bacterias que causan el mal aliento.

Los colutorios se dividen en dos tipos: cosméticos y terapéuticos.

Los primeros "no tienen capacidad para acabar con el mal aliento, pues no matan a la bacteria y no desactivan químicamente los compuestos que causan el mal aliento", explicaba.

Los terapéuticos, que suelen venderse con receta médica y tras una exploración por parte de un especialista, tienen mayor capacidad contra la placa dental y pueden ser efectivos contra la gingivitis y la aparición de caries, sin embargo hay que usarlos sin excesos y teniendo en cuenta una serie de cuestiones.

  • ¿Con o sin alcohol? Algunos dentistas, como Judith Jones (de la Universidad de Boston),recomienda los colutorios sin alcohol, ya que los que sí lo contienen pueden provocar excesiva sequedad en la boca, y dicha sequedad puede provocar un incremento de activiad bacteriana. Además, indica, el alcohol en sí mismo no tiene capacidad antiséptica en la boca.
  • El alcohol se emplea como disolvente de los principios activos de los elixires y tiene propiedades conservantes. Por otro lado, tiene un efecto caústico, destruye los tejidos en la cavidad oral, y además, en concentraciones elevadas, puede provocar dolor oral. Su uso está especialmente contraindicado en niños, pacientes con mucositis (inflamación de la mucosa oral), personas que hayan recibido tratamientos con radiación en cabeza o cuello y todas aquellas que, por su enfermedad, tengan alterado o comprometido el sistema inmunitario.
  • Un enjuague bucal se considera más correcto cuanto más se acerque al pH de la cavidad oral, que se encuentra en torno a siete (por debajo del 5,5 el esmalte de los dientes se desmineraliza y su estructura comienza a estropearse). Como todos los enjuagues son ácidos, deben usarse preferentemente justo tras el cepillado, ya que en ese momento el pH de la boca es ligeramente alcalino y estos elixires ayudan a equilibrarlo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento