Tania Sánchez
La parlamentaria de IU en la Asamblea de Madrid, Tania Sánchez. FERNANDO ALVARADO / EFE

El PP de Madrid presentará una querella contra la candidata de IU en la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, por presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias en varios contratos adjudicados durante su etapa como concejal de Rivas Vaciamadrid.

Según han indicado a Efe fuentes del PP, la denuncia se dirigirá también contra el hermano y el padre de la también diputada autonómica, Héctor Sánchez y Raúl Sánchez, y contra el actual alcalde de la localidad, Pedro del Cura.

La denuncia se refiere a los contratos por 1,2 millones que recibió la cooperativa Aúpa, cuyo administrador y socio era el hermano de Tania Sánchez

En concreto, la denuncia del PP de Madrid se refiere a los contratos municipales que recibió la cooperativa Aúpa, de la que era administrador y socio el hermano de Tania Sánchez, que recibió contratos por cerca de 1,2 millones entre 2002 y 2008.

También la concesión de contratos de escuelas de tenis del Ayuntamiento de Rivas a un mismo administrador que representaba a varias empresas cuyo apoderado o copropietario era un técnico municipal, que en algunos casos fueron aprobados por Sánchez.

El portavoz del PP en Rivas Vaciamadrid, Jesús González Espartero, presentará este jueves la querella acompañado por el vicesecretario  de comunicación y acción sectorial Bartolomé González.

Acusa a la dirección de IU en Madrid de desoír el acuerdo federal

La corriente Recuperar Madrid, liderada por los candidatos de IU a la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, los diputados Tania Sánchez y Mauricio Valiente, ha acusado este jueves a la dirección regional del partido de desoír el acuerdo federal que pedía el cese de los portavoces en Asamblea y Ayuntamiento.

En un comunicado, la corriente ha censurado la decisión de los grupos de Izquierda Unida en el parlamento regional y consistorio de la capital de ratificar en sus puestos a Gregorio Gordo y Ángel Pérez, en contra de la resolución de la dirección federal que instaba a su cese como responsables del caso Caja Madrid.

Ambos grupos han sometido a sendas votaciones la resolución de la dirección federal de Izquierda Unida que instaba al cese de los portavoces, al determinar la Presidencia federal de IU el pasado 14 de diciembre que eran los responsables del escándalo de Caja Madrid y las tarjetas opacas.

Han ratificado en sus puestos a Gregorio Gordo y Ángel Pérez, responsables del caso Caja Madrid

En opinión de la corriente Recuperar Madrid, una mayoría de los diputados y concejales han desobedecido las decisiones adoptadas en dos reuniones de la Presidencia federal de Izquierda Unida "sobre la asunción real de responsabilidades políticas por los años del saqueo de Caja Madrid y Bankia, así como por las cuentas de Fundeste".

La corriente ha manifestado que sus integrantes han participado en estas reuniones exigiendo que se diera cumplimiento a estas dos resoluciones, que en su opinión conducían "inexorablemente" al cese de los portavoces de los grupos.

De hecho, han votado en contra de la continuidad de los portavoces los diputados Tania Sánchez, Mauricio Valiente y María Espinosa; y el concejal Jorge García Castaño.

La opinión de que la resolución implicaba el cese choca con la interpretación de la actual dirección de IU en la Comunidad de Madrid, que entiende que la resolución federal ordena que los portavoces deben poner su cargo a disposición de los grupos, que de forma autónoma hoy han decidido sobre ello.

Tras expresar su sorpresa por la decisión de la mayoría de miembros de los grupos, la corriente liderada por Tania Sánchez y Mauricio Valiente ha lamentado la "gravísima ruptura" con las decisiones de la dirección federal.

Por ello, ha zanjado que en ningún caso se puede aceptar el incumplimiento de una decisión de IU sobre cuestiones éticas y políticas de primera magnitud.

Consulta aquí más noticias de Madrid.