El padre de Marta agradece a la Policía dejarle acceder a la zona de Camas donde buscan a su hija

  • Dice que el trabajo es "muy peligroso".
  • Se trata de unos pozos ubicados en una antigua estación de bombeo de agua, en la pasarela que une Camas con Sevilla.
  • Hace unos días Antonio del Castillo criticó a los agentes porque le negaron el paso.
Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana Marta del Castillo
Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana Marta del Castillo
PACO PUENTES

El padre de Marta del Castillo, desaparecida en enero de 2009 en Sevilla y por cuyo asesinato fue condenado a 21 años y tres meses de cárcel Miguel Carcaño, ha agradecido a la Policía Nacional que le hayan dejado acercarse durante unos minutos a la zona donde se está buscando ahora el cuerpo de su hija y observar el trabajo "extremadamente peligroso" que están realizando allí los agentes.

La semana pasada, Antonio del Castillo criticó que la Policía no le dejaba acercarse "ni a 200 metros" de la zona de búsqueda, en unos pozos ubicados en una antigua estación de bombeo de agua, en la pasarela que une Camas con Sevilla. "Soy persona non grata allí", llegó a manifestar el padre de Marta.

Antonio del Castillo ha explicado que, tras ello, se puso en contacto con la Policía Nacional y ésta accedió a que se acercara a esta antigua estación de bombeo de agua, tras lo que la visita se ha producido en la mañana de este jueves por espacio de unos 15 minutos, en los que el padre de la joven ha podido comprobar 'in situ' el trabajo que realizan los agentes de la Unidad de Subsuelo.

En este sentido, ha precisado que, dentro de esta antigua estación de bombeo, hay varios pozos "muy profundos" que están siendo inspeccionados por la Policía en busca de algún indicio, aunque antes los agentes tienen que retirar "la basura y el agua" que hay allí para poder trabajar. "Las condiciones para trabajar allí son muy duras, hay agua, basura y gases tóxicos", ha detallado.

Antonio del Castillo, que ha señalado que en el exterior de la antigua estación de bombeo de agua hay "otros cuatro o cinco pozos", ha querido agradecer la labor que están realizando los agentes de la Unidad de Subsuelo y ha asegurado desconocer durante cuánto tiempo se extenderán los trabajos de búsqueda en esta zona.

"Están trabajando con mucha seguridad debido a las condiciones del lugar y eso requiere también más lentitud", ha dicho el padre de la joven asesinada.

Búsqueda en la escombrera

El pasado 17 de noviembre de 2014, la Policía comunicó al padre de Marta, Antonio del Castillo, que "por ahora" daba por finalizada la búsqueda iniciada a principios de 2014 en la escombrera ubicada junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre Camas y Sevilla.

Según informó  el padre de la joven, la Policía le trasladó que suspendía la búsqueda porque "tienen que reorganizar y estudiar" los datos con los que cuentan hasta el momento.

No obstante, Antonio del Castillo aseveró que, "si de aquí al primer trimestre de 2015, la Policía no reinicia la búsqueda, lo haré yo con mis propios medios y con los permisos que sean necesarios", tras lo que la Policía reactivó la pasada semana la búsqueda en la antigua estación de bombeo de agua referida, cerca de la escombrera.

En el marco de la búsqueda en la escombrera, cabe recordar que la Policía halló en la zona restos óseos que hicieron crecer en la familia la esperanza de que correspondieran a Marta, aunque finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirmó que no eran los de la joven, ya que, según determinaron los forenses desplazados hasta la zona, la antigüedad de los huesos hallados "hace que sean incompatibles con los de la joven desaparecida".

Restos óseos

En un comunicado de prensa, el Alto Tribunal andaluz ya explicó que, "en un primer análisis", los forenses desplazados a la zona "confirmaron que los restos óseos" hallados por la Policía "son humanos", aunque su antigüedad "hace que sean incompatibles" con los de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento