El rey Juan Carlos
El rey Juan Carlos, en el palacio de la Zarzuela. EFE

El Tribunal Supremo ha admitido este miércoles una demanda de paternidad contra el rey Juan Carlos, realizada por la ciudadana belga Ingrid Sartiau. Este hecho y su posible reconocimiento plantean dudas sobre si el monarca está obligado a someterse a la prueba de ADN y sobre qué pasaría en la línea sucesoria si, finalmente, es reconocida como hija.

El juez Marcelino Sexmero, portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, y el abogado Juan Alfonso Sánchez Zabala aclaran estos interrogantes.

¿Por qué se admite la demanda de Ingrid Sartiau y no la de Alberto Solá?

"La prueba de ADN que ambos han aportado no sirve para nada porque no ha sido comparada con la del rey ni ha sido pedida por un juez. Lo que explica que una demanda haya sido admitida y otra no es que la mujer habrá aportado más cosas, lo que se llama 'principios de prueba', que pueden ser desde una carta del rey, fotos íntimas de su madre y él o lo que sea que el juez haya considerado como indicios", comenta Marcelino Sexmero.

La prueba que realmente vale es la que ordene el juez que se le haga al rey

Y el portavoz de la Asociación Francisco de Vitoria añade: "La prueba que realmente vale es la que ordene el juez que se le haga al rey y después se compare con la del demandante".

Juan Alfonso Sánchez Zabala explica el proceso de los demandantes: "Ellos han reclamado la paternidad porque, independientemente y sin conocerse, los dos afirmaban ser hijos del rey. Se hicieron una prueba comparativa de ADN entre ellos y el resultado es que son hermanos, genéticamente hablando. De ahí deducen que son hijos del rey, ya que sus vidas y sus familias no tienen nada que ver, salvo ese supuesto nexo de unión".

¿Está obligado el rey Juan Carlos a someterse a la prueba de ADN?

Partamos de una premisa: al abdicar, el rey Juan Carlos dejó de ser inviolable para pasar a ser aforado, por lo tanto ya puede ser procesado.

"Por supuesto que tendría que hacérsela si se lo pide un magistrado", asegura Sexmero. Zabala lo ratifica: "Si un juez lo determina, debe hacerlo".

¿Y si se niega?

"De primeras, la negativa a obedecer una petición de un juez podría suponer desacato y, a continuación, la negativa sin fundamentos implica indicios afirmativos de paternidad", explica el representante de Zabala abogados.

"Julio Iglesias y 'el Cordobés' ya se negaron y supuso un reconocimiento de su paternidad para los jueces", subraya como ejemplos el juez de la asociación Francisco de Vitoria.

En el caso de que se reconociera su paternidad, ¿tiene algún derecho sucesorio?

"No, ninguno. La Constitución estableció que el rey era Juan Carlos y su sucesor, el príncipe de Asturias, es decir, Felipe. La línea está trazada", señala Sexmero.

La línea está trazada en la Constitución

Zabala amplía este punto: "La legislación no determina la línea sucesoria por filiación, porque si no, sería reina la hija mayor, Elena, sino que deja muy claro que tiene que ser, como se ha demostrado, Felipe".

¿Puede tener derecho un hijo/a reconocido a la herencia?

"Para el derecho de sucesiones sería un hijo o hija más, si se le reconoce. Esto no quiere decir que pudiera recibir lo mismo que el resto de hijos del rey. Solo un tercio de la herencia la reciben a partes iguales los hijos", señala Juan Alfonso Sánchez Zabala.

Marcelino Sexmero corrobora este afirmación: "Solo tendría derecho a los bienes materiales de la herencia, una vez que haya muerto el rey, en la medida que le correspondieran".