La Guardia Civil de Melilla ha detenido en Melilla a seis individuos en posesión de 125 kilogramos de droga en el interior de dobles fondos de vehículos en cinco actuaciones distintas desarrolladas en el puerto de la ciudad.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de Melilla, la intervención más importante, en función de la cantidad incautada, se ha llevado a cabo el pasado sábado, al fiscalizar una furgoneta marca Mercedes, modelo Vito, de matrícula nacional, ocupada por una pareja, hombre y mujer, que en esos momentos accedía al buque, donde se localizaron un total de 44 kilogramos de estupefaciente en multitud de "bolsas al vacío", ubicadas en diversos huecos naturales donde se alojan "los cinturones de seguridad del piloto y copiloto".

Los detenidos son una pareja, hombre y mujer, de nacionalidad española, de 39 y 44 años de edad respectivamente, naturales y residentes en Melilla.

El día anterior, los agentes del Instituto Armado localizaron un total de 18 kilogramos en un turismo marca Peugeot, modelo 306, matrícula nacional. En esta ocasión, la droga iba oculta en el interior del depósito de combustible, en forma de bellotas alojadas "en botellas de plástico". Su conductor, detenido, es un ciudadano marroquí de 32 años de edad, con residencia en las Islas Baleares.

Por el mismo procedimiento, la Guardia Civil ha intervenido otros tres vehículos con estupefaciente en un turismo marca Citroen, otro Fiat Estilo y por último un Wolkswagen Tourang, en los que se intervinieron respectivamente del orden de 22, 32 y 10 kilogramos de droga en dobles fondos.

Según ha detallado el portavoz policial, la característica más destacada de estos, ha sido la elaboración de "cajas metálicas herméticas", donde alojaban la droga en su interior, ubicada a su vez en distintos compartimentos, como el depósito de combustible, vigas del chasis o huecos naturales.

Los detenidos en estas tres últimas actuaciones son todos varones, de nacionalidad marroquí, de distintas edades entre los 30 y los 62 años, con residencia legal en la península —Murcia, Tarragona y Ciudad Real—, lugares que podrían ser el destino de la droga intervenida.

Con estas actuaciones, el portavoz de la Comandancia ha destacado que la Guardia Civil ha evitado la distribución y comercialización en el mercado ilícito de más de 500.000 dosis de éste tipo de estupefaciente, "hachís o sus derivados".

Consulta aquí más noticias de Melilla.