La Jefatura Superior de Policía Nacional de Asturias ha tildado de "muy grave" los ataques que la empresa ALSA ha denunciado este lunes a varios de sus autobuses, entre ellos algunos que realizaban servicios escolares, habiendo niños en su interior, en el marco de la huelga convocada por el sindicato CCOO para los trabajadores de esta empresa en Asturias.

En una nota de prensa, la Policía ha detacado "los daños producidos en varios autobuses dedicados a transporte escolar, precisamente cuando había niños en su interior". "Afortunadamente no hay que lamentar daños personales pero se estima muy grave la realización de este tipo de actos como medio de reivindicación en una huelga legal, poniendo en riesgo a las personas", ha añadido la nota.

Según la Jefatura, "se están cumpliendo los servicios mínimos acordados, si bien se han causado daños en varios de los vehículos en servicio, consistiendo básicamente en rotura de lunas. Estos hechos vienen agravados por la circunstancia de que cuando se producen estas roturas y daños hay viajeros en el interior de los vehículos que pueden resultar lesionados o heridos".

La Jefatura Superior de Policía ha diseñado un dispositivo especial con el fin de garantizar la seguridad, dedicando, entre otras tareas, efectivos policiales a la escolta de los vehículos de los servicios mínimos en su recorrido urbano en evitación de incidentes protagonizados por piquetes violentos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.